El presidente andaluz ha afirmado que considera "imposible" ser imputado por la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que investiga una presunta trama de prejubilaciones ilegales descubierta en Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) tramitados por la Junta, porque en el caso "no hay nada en absoluto que pueda imputárseme".

¿Intimidado por la juez Alaya?
Al ser preguntado por si se ha sentido "intimidado" o ha percibido una "velada amenaza" de la juez en los últimos autos, el jefe del Ejecutivo andaluz ha indicado que lo que sí ha visto "claramente es que el PP no trata de conocer la verdad, sino de hacer política" con el caso de los ERE iregulares. "Los autos incluyen propuestas que hace el PP y ahora ha vuelto a hablar de ampliaciones de crédito que ya denunció en el Parlamento hace ocho meses", ha recordado Griñán, que se ha preguntado si el PP "está buscando la verdad o está haciendo política con la instrucción de este caso porque quiere hablar ahora de algo que ya denunció hace ocho meses y por lo que fue acusado en los medios de comunicación de tramposo".

Por la recuperación de todo lo que se haya podido malversar
En este sentido, el presidente andaluz ha querido dejar claro que tuvo conocimiento de las irregularidades en los ERE "desde el mismo momento en que lo denunciamos" a través del cuerpo de letrados de la Junta, "que trabaja de forma independiente remitiendo al juzgado cualquier tipo de irregularidad que hayan podido comprobar", y ha destacado igualmente que "es la Junta la que está pidiendo la recuperación de todo lo que se haya podido malversar por algún funcionario o por algunas personas exigiendo el dinero por vía penal o administrativa".

Responsabilidades políticas
Tras apuntar que las responsabilidades políticas en el caso "se irán asumiendo en la medida en que se vaya terminando la instrucción y se determinen las responsabilidades y culpabilidades penales", Griñán no ha querido valorar si en la actuación de la juez Alaya ha podido influir la negativa socialista a aceptar la creación de una comisión de investigación en el Parlamento.

Influencia política de la juez
"Me imagino que la juez no se dejará influir por la política, tengo que pensarlo así. Una comisión de investigación en el Parlamento tiene una función política y luego hay la función judicial que tiene que sustanciar la juez con la colaboración absoluta de la Junta", ha indicado el jefe del Ejecutivo andaluz, que ha apuntado que, "viendo como actúa el PP, una comisión de investigación sería todo menos esclarecedora" en este caso.


Independencia de la magistrada
Respecto a si duda de la independencia de la magistrada, puesta en cuestión por otros dirigentes socialistas como Alfonso Guerra o Manuel Chaves, Griñán ha indicado que no tiene "por qué dudar", para añadir a continuación que "al final en sus actos veremos si eso es evidenciable o no".

"Todo lo que no me ha gustado lo he dicho"
No me gustó en su momento que se dijera como se dijo que las actas tenían que estar custodiadas en el juzgado pensando que no se custodiaban igual en la Junta y la Justicia me dio la razón. Ahora también creo que la juez tiene que sustanciar las peticiones si un partido personado como acusación interpreta mal la ley, porque el PP se ha equivocado con las autorizaciones de endeudamiento", ha explicado.

"Cuatro golfos"
Por último, y cuestionado por si considera que el asunto de los ERE afecta a "cuatro golfos", como en su día manifestaron diversos dirigentes socialistas, Griñán ha comentado que "en un principio de la investigación que llevamos da la impresión de que todo está relacionado claramente con una Dirección General y seguimos esa línea de investigación que todavía no ha terminado".