Este anuncio de la Junta se produce a raíz de que Sanz se haya mostrado "convencido" este lunes de que la presunta destrucción y falsificación de información relacionada con el caso de los expedientes de regulación de empleo que se pudo llevar a cabo en la Consejería de Empleo por parte de "personal de confianza", -según se recoge en una declaración incluida en la instrucción del caso-, se hizo "por instrucciones" de José Antonio Griñán.

Falsedad
Ante esas manifestaciones del dirigente popular, la Consejería de Empleo ha vuelto a desmentir rotundamente que se hayan destruido documentos relacionados con la investigación de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo. En esa misma línea, la Consejería ha calificado de "falsedad" que hubiera instrucciones del presidente en esa línea.

Graves acusaciones
La Junta de Andalucía entiende que las declaraciones de Antonio Sanz "lesionan gravemente y de manera falsa a las instituciones de la Junta de Andalucía y en concreto a la persona del presidente".