Ante unas 400 personas en un acto público en Olvera (Cádiz), el pueblo del que procede el candidato del PP-A a la Junta, Javier Arenas, Griñán ha manifestado que quiere "afear" a Rajoy el hecho de que haya hablado de la citada Constitución y "del cambio", lo que ha supuesto que haya metido una pequeña "bacalá' porque ha hecho, donde no debía, una apuesta electoral, y eso no está bien".

No es nueva en los dirigentes 'populares'
Griñán ha dicho que esa utilización de actos institucionales como si fueran de partido no es nueva en los dirigentes 'populares', ya que a veces ocurre que la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando sale a la rueda de prensa tras los consejos de ministros se "mete con Andalucía" como "si tuviera a su espalda la gaviota y no el escudo de España".

"Una conquista del pueblo" y no de un partido
"Le afeo que confundan actos institucionales con actos de partido", ha indicado Griñán sobre lo ocurrido este lunes en el acto de conmemoración de La Pepa, donde, según ha apuntado, estábamos todos para hablar de libertad sin hacer de esta patrimonio de nadie, porque la libertad es, ante todo, "una conquista del pueblo" y no de un partido.

Frente a muchos "reaccionarios"
"Libertad, igualdad y fraternidad siempre ha movilizado a un pueblo", ha indicado Griñán, quien ha indicado que el pueblo español luchó mucho históricamente para conseguir todo ello, con el viento a sus espaldas" y frente a muchos "reaccionarios y ultramontanos conservadores" que querían impedir el cambio hacia la libertad y la justicia social.

"Marcó un camino"
El presidente ha recordado que hace 200 años, en Cádiz, el pueblo español dijo "basta a la tiranía y el despotismo y apostó por la libertad" y por una Constitución que desgraciadamente duró poco porque los reyes "no se resignaban a perder la soberanía y dejársela al pueblo". Pero ese texto, según Griñán, fue, sin duda, una "luz que nos iluminó y marcó un camino".

Más de tres décadas de libertad y progreso
Asimismo, ha señalado hace 34 años se marcó un camino de libertad y de progreso en España con la Constitución de 1978, que ha sido la que más ha durado porque nunca antes en la historia habíamos tenido más de tres décadas consecutivas de libertad y de progreso.