En declaraciones a los periodistas tras presidir un encuentro de artesanía alimentaria en Grazalema (Cádiz), Griñán ha lamentado que la UE esté atravesando "una etapa muy mala" como consecuencia de la "especulación" y el peso de los mercados financieros, que facilita que se pretendan cambiar tratados sin que entren todos los países miembros.

Es "tremendo"
El presidente de la Junta ha criticado que todos los estados no tengan "la misma capacidad de expresar sus preocupaciones", en una situación de "crisis de legitimidad democrática" que encuentra además el añadido de que los acuerdos que se alcanzan finalmente "no se ejecutan", algo que a su juicio es "tremendo".

Controles de déficit
Sobre los controles del déficit público que pretenden imponerse, Griñán ha mostrado su preocupación por el hecho de que "se considere que esta es una crisis sólo de déficit público", recordando que cuando se inició la depresión económica "teníamos superávit" y la deuda pública española "apenas suponía el 25 por ciento del total de la deuda de particulares y empresas".

"Hacer bien el trabajo"
Griñán ha defendido por tanto que la crisis "no ha venido por el déficit público, sino que el déficit público ha venido por la crisis". Por este motivo, ha instado a "hacer bien el trabajo" y tener en cuenta la necesidad de "compatibilizar los ajustes que hay que hacer" con las medidas de "impulso económico", ya que en caso contrario "nos daremos cuenta de que mucha parte de la economía privada funciona gracias al impulso de la economía pública".