El expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán ha asegurado que no le incomodan las acusaciones del PP de haberse convertido en senador autonómico por el aforamiento que concede la Cámara alta ante la investigación del llamado 'caso ERE' porque son críticas que solo muestran, según ha dicho, la "bajeza" de quien las pronuncia.


 Rechaza las críticas lanzadas por el PP
Así se ha manifestado Griñán en declaraciones a Europa Press tras participar como nuevo senador autonómico por Andalucía en su primera reunión del Grupo Parlamentario Socialista. El expresidente andaluz ha rechazado las críticas lanzadas fundamentalmente por el PP a su elección como senador, un estatus que obligaría a trasladar al Tribunal Supremo una hipotética causa contra él.

 "Son la bajeza de quien las profiere"
"No me incomodan, son la bajeza de quien las profiere. Tanto el señor Chaves como yo no tenemos nada que ocultar, nada que nos hayan imputado ni específicamente señalado", ha asegurado el expresidente, que ha subrayado el hecho de que la Fiscalía Anticorrupción ha recurrido el auto de la juez Alaya en el que esta abría la puerta a una posible imputación. "Los que dicen algo de esto demuestran también su carácter miserable", ha añadido.

 Junto a Griñán , Mario Jiménez y Mar Moreno
El presidente del PSOE estrenará esta tarde su escaño en el Pleno del Senado, una sesión a la que asistirá además el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para responder a tres preguntas de la oposición. Junto a Griñán, han sido elegidos también senadores por Andalucía Mario Jiménez y Mar Moreno, que igualmente se están estrenando hoy.

 Llega como un senador disciplinado
Griñán ha asegurado que llega a la Cámara Alta con ganas de trabajar y "como un senador disciplinado". No ha pedido ningún papel concreto y desempeñará el que le adjudique el grupo; entre ellos, y según le han pedido hoy, colaborará en el debate sobre las pensiones, además de ser miembro de la Comisión General de Comunidades Autónomas, como todos los dirigentes o exdirigentes territoriales que son senadores.

Una responsabilidad añadida
"Ser presidente del partido me da una responsabilidad añadida y allí donde esté puedo aportar la experiencia de los cargos que he tenido y el conocimiento que tengo, pero vengo como un senador disciplinado a las órdenes de la dirección del grupo", ha asegurado.

Cámara Territorial
José Antonio Griñán ha defendido además que el Senado se convierta en una cámara territorial y que deje de "ser una redundancia del Congreso". Cuál deba ser su composición y cómo se elija a sus miembros, ha dicho, no es a su juicio "tan importante", sino que "haya cuestiones que afectan directamente al interés de las Comunidades o al interés territorial que se vean primero aquí".

"Y que además, por supuesto, evitemos convertir como se ha convertido el Tribunal Constitucional en tercera cámara, eso es lo importante. Lo demás, no tiene trascendencia", ha agregado.

 Debemos expandir nuestra idea
Griñán ha defendido la propuesta territorial de su partido, incluida una reforma constitucional que logre un nuevo encaje de las autonomías. "Debemos expandir nuestra idea de lo que debe ser el modelo para, no nos engañemos, buscar un mayor encaje de algunas Comunidades en España y para que todos nos podamos sentir cómodos en un proyecto común y compartido", ha añadido.