El secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha manifestado que no va a asistir al congreso provincial del PSOE de Sevilla de este sábado --en el que se elegirá la lista de delegados al congreso federal de febrero-- porque no es delegado en el mismo y ha confiado en que todo transcurra bien.

"No tiene sentido ninguno"
En declaraciones a los periodistas durante una visita a San Juan de Aznalfarache (Sevilla), ha indicado que a estas citas, en la terminología socialista, se las denominan los "congresillos" y que no asistirá a él porque además no debe y "no tiene sentido ninguno".

La elección del 23 por ciento
El congreso de Sevilla es el más importante de todas las asambleas provinciales que se desarrollarán este fin de semana, ya que supone la elección del 23 por ciento de los 234 delegados de la agrupación andaluza, la más numerosa de España, y cuyo proceso asambleario está generando más discrepancias de las esperadas.

 "No tiene ni idea"
Griñán ha manifestado que no tiene "ni idea" sobre la posible lista de delegados al congreso federal por Sevilla y ha expresado que la Ejecutiva Provincial es la que tiene que consensuar con el secretario general, José Antonio Viera, una lista, que es la que se tiene que someter al "congresillo".

Él encabezará la lista de delegados
"Ese es el procedimiento democrático donde todo el mundo se puede y se debe pronunciar", según Griñán, quien ha agregado que simplemente con que se alcance el consenso de la Ejecutiva Provincial, él encabezará la lista de delegados.

Funciona la democracia interna
Respecto al hecho de que en algunas provincias haya dos listas de delegados, ha indicado que es una muestra de que funciona la democracia interna. Ha dicho que el PSOE no funciona, por ejemplo, como el PP-A, cuyo presidente, Javier Arenas, decide él solo que encabezará la lista por Almería en las próximas elecciones autonómicas.

Su prioridad
Tras manifestar que mañana sábado tiene en su agenda una reunión con empresarios del sector agroalimentario, ha indicado que algún fin de semana se ha preocupado por el congreso, pero que su prioridad es gobernar.

Molesto
Griñán ha admitido que se siente molesto con algún dirigente de su partido que para "apoyar a un candidato ha criticado al otro, diciendo yo apoyo a fulanito porque menganita es catalana", lo que, a su juicio, es "intelectualmente una indecencia porque nadie puede dejar de ser catalán".