El secretario general del PSOE de Andalucía, Pepe Griñán, ha inaugurado oficialmente en Madrid los debates de una Conferencia Política que “va a responder a las preocupaciones y problemas de los ciudadanos” y ha advertido a los presentes que, en este encuentro, los socialistas “estamos convocados a la sinceridad, a coger el toro por los cuernos y a llamar las cosas por su nombre, al orgullo no sólo por lo hecho, sino también por todo aquello que debemos demostrar que somos capaces de hacer, a la valentía y fortaleza de ánimo”.

Griñán inagura la Conferencia Política
Tras la presentación a cargo del secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias y en presencia del secretario general socialista y presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y del candidato a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, el responsable socialista andaluz ha asumido la presidencia de la Mesa de la Conferencia Política junto a Soraya Rodríguez (vicepresidenta primera), Odón Elorza (vicepresidente segundo), Francesc Vallés (secretario primero) e Isabel Rodríguez (secretaria segunda).

Un partido que ha sabido adaptarse a los cambios sociales
Pepe Griñán ha recordado a los presentes que “somos un partido que ha vivido tres siglos diferentes y ha sabido adaptarse a los cambios sociales, que somos leales a nuestros principios fundacionales de libertad, igualdad y lucha contra todo tipo de desigualdades”. Aseguró que en el PSOE “queremos, sin añoranza del pasado, seguir gobernando los cambios sociales y forjar una mayoría social que nos haga fuertes en la mejora de la realidad”, así que animó a todos los socialistas a poner “inteligencia e ilusión en este empeño”.

España no merece un "depende" ni un "ya veremos"
El líder del PSOE de Andalucía garantizó que, en la Conferencia Política que definirá las bases del programa socialista para las Elecciones Generales del próximo 20 de noviembre, “vamos a poner a trabajar a tope esta formidable fuerza transformadora”, aunque “no desde el populismo ni la cobardía de la ambigüedad, hay que comprometerse. España no merece un ‘depende’ ni un ‘ya veremos’ ni excusas de herencias recibidas, sino un compromiso claro como el que ha asumido y protagoniza Alfredo Pérez Rubalcaba”.

La crisis nos obliga a redoblar los esfuerzos
En este sentido, Griñán admitió que “la crisis nos obliga a redoblar los esfuerzos para conseguir más empleo y oportunidades” y apostó por “atender a lo urgente y trabajar por un futuro que garantice un desarrollo económico sostenible y empleo estable, un futuro mejor que el pasado” con la firme idea de “garantizar a las generaciones jóvenes las libertades, derechos y conquistas sociales. Queremos una España que no dé ni un paso atrás en la igualdad de oportunidades y que luche por una Europa más unida y solidaria”, sentenció.