Primer dolor de cabeza con nombres y apellidos que Andalucía le da a la dirección nacional de Podemos. Los dirigentes jornaleros Juan Manuel Sánchez Gordillo y Diego Cañamero encabezarán una candidatura andaluza alternativa a la que liderará Pablo Iglesias para las primarias que elegirán la lista que concurrirá a las legislativas de finales de año. También estará en la lista el cineasta Benito Zambrano. Su partido, la Candidatura Unitaria de Trabajadores (CUT), no pretende, sin embargo, erosionar el liderazgo de Iglesias, al que apoyan firmemente como futuro candidato a presidente del Gobierno, pero consideran que los movimientos sociales y políticos de la denominada izquierda transformadora andaluza tienen que tener una presencia reconocible y con vinculación territorial en la candidatura de Podemos al Congreso de los Diputados. Aun así, desde la dirección nacional del partido morado existen no pocas reservas sobre los nombres de Gordillo y Cañamero, algunas de cuyas acciones reivindicativas más controvertidas, como la ocupación de fincas o la entrada en supermercados a tomar comida para familias desfavorecidas, pueden espantar a la franja más moderada del electorado de Podemos. De hecho, la pretensión inicial de la dirección andaluza del partido, que lidera Teresa Rodríguez, de incluir a Diego Cañamero en la candidatura de las autonómicas del pasado 22 de marzo chocó con el rechazo del equipo de Pablo Iglesias. Un apoyo abierto y decidido de Rodríguez –crítica con el formato de primarias impulsado por Madrid– a la lista del alcalde de Marinaleda podría abrir fisuras en el partido. Según una nota difundida por la CUT, ayer se inscribió una candidatura en el proceso de primarias abierto por Podemos “compuesta por 60 mujeres y hombres representantes en su mayoría de la CUT, el andalucismo, movimientos sociales, mareas, el SAT, etc.”. La candidatura encabezada por Juan Manuel Sánchez Gordillo y Diego Cañamero cuenta entre sus miembros más destacados con el director de cine Benito Zambrano, que irá en el número tres. EL MEJOR CANDIDATO En la Asamblea Nacional de la CUT celebrada en la noche de ayer en Osuna, donde se ratificó este acuerdo sin ningún voto en contra y tan solo 9 abstenciones, el número dos de la lista, Diego Cañamero, expresaba así su posición: “Creemos que Pablo Iglesias es el mejor candidato para optar a la presidencia del Gobierno, por ello nuestra lista no se presenta con candidato a la presidencia. Nuestra intención es complementar la candidatura que presenta Pablo para hacerla más plural y representativa. Queremos que Pablo sea presidente, pero también queremos un Congreso de los Diputados plural y representativo de la realidad del país; por eso somos necesarios”. Por su parte, Sánchez Gordillo y varios miembros de la asamblea se mostraron, según el comunicado de la CUT, muy críticos con los tiempos, mecanismos y el proceso de primarias abierto por Podemos, considerando que éste tendría que haberse realizado de manera más horizontal, participativa, inclusiva y en pro de la unidad popular: “No entendemos las prisas cuando las elecciones con toda probabilidad serán a finales de año”. No obstante, apoyaron la participación en el proceso de primarias con la intención de complementar la candidatura oficialista para que se incluya en ésta el espíritu de las Marchas de la Dignidad, las demandas del medio rural o las ‘mareas’.