El parlamentario de IULV-CA por Sevilla y líder del CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha advertido al vicesecretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA) y secretario político del PCA de Sevilla, Juan de Dios Villanueva, de que no va a renunciar en su aspiración de volver a ser el cabeza de lista de IULV-CA al Parlamento por la provincia de Sevilla, como ya lo fue en las pasadas autonómicas.

El diputado debe de ser de CUT-BAI
Sánchez Gordillo ha asegurado que el CUT-BAI forma parte de IULV-CA y que la mayor representación la tiene en la provincia de Sevilla, por lo que “lo lógico y de sentido común” es que el diputado que salga de las elecciones autonómicas sea de este colectivo, “que además conoce muy bien todos los pueblos de Sevilla”.

Se siente “muy respaldado”
El líder del CUT-BAI ha indicado que si Villanueva se siente “muy respaldado” por el PCA para ocupar este puesto, tal y como aseguraba recientemente, él también se siente “muy respaldado” por el CUT-BAI. Así, según ha explicado, ya hace tiempo que esta formación aprobó que fuera él quien aspirara a ser cabeza de lista de IU por Sevilla.

“No lo va a tener fácil”
El también alcalde de Marinaleda, que ha considerado que Villanueva “no lo va a tener fácil”, se ha mostrado convencido de que el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, se va a presentar por la provincia de Huelva, por lo que no tendrá que rivalizar con él, como ya pasó en la pasada legislatura. “Cada diputado debe ir por su circunscripción”, ha añadido Sánchez Gordillo.

¿Advertencia o amenaza?
Gordillo advierte de que tendrán que ser los órganos de IU-CA si es Villanueva o él quien deba encabezar la lista por Sevilla. Según él, en otras ocasiones se ha realizado una consulta vinculante a las bases que son las que han tomado la decisión. “Y ya veremos quien tiene más respaldo”, advierte seguro de sus posibilidades.

Pendiente del Constitucional
Asimismo, ha afirmado que el hecho de que su formación no se haya opuesto a la aprobación de la incompatibilidad entre los cargos de diputado autonómico y alcalde hace que vaya a luchar “con más ganas aún” por convertirse en cabeza de lista por Sevilla. No obstante, si el Tribunal Constitucional, al que Gordillo recurrirá la normativa, no se pronuncia cuando se celebren las elecciones, éste tendrá que escoger entre el cargo de diputado y el de alcalde