La Fiscalía ha remitido a la Audiencia Nacional la información recogida por la Policía Nacional el viernes en Málaga, cuando identificó a dos personas que se negaron a retirar una pancarta con la leyenda ‘Libertad titiriteros Gora MalaguETA’, exhibida durante una concentración de apoyo a los dos jóvenes Raúl García y Alfonso Lázaro, encarcelados por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo por haber mostrado en su especta´culo una pancarta con las palabras ‘Gora Alka-ETA’. La Malagueta es, como se sabe, un barrio del distrito Centro de la capital de la Costa del Sol y da nombre a la plaza de toros de la ciudad y a una playa urbana de la ciudad. Según información de la Subdelegación del Gobierno, los agentes requirieron a los dos manifestantes para que retiraran la pancarta, a lo cual ellos se negaron y fueron entonces identificados por los policías, que remitieron la información a la Fiscalía por si se existiera algún tipo de ilícito penal. Tal como publicó el digital Revistaelobservador.com, una de las personas que portaba la pancarta era el conocido activista malagueño Rafael Doblas, que declaró a la publicación: “Me invitaron a guardar la pancarta y agradecí la invitación, pero no la compartí”. Por su parte, los grupos políticos municipales de IU-Málaga para la Gente y Málaga Ahora en el Ayuntamiento de la capital calificaron en rueda de prensa de desmesurada la actuación policial al entender que la protesta se estaba desarrolló sin incidentes y de forma pacífica. Los concejales Remedios Ramos e Isabel Torralbo remitirán un escrito al subdelegado, Miguel Briones, denunciando la actuación de la Policía por entender que no se “puede seguir estrangulando y reprimiendo a las personas cuando están ejerciendo su derecho a protestar”.