Gibraltar ha reunido en menos de dos semanas 263 quejas en la oficina de observación de las colas fronterizas que ha abierto para recabar datos e información sobre este asunto, una información que "podrá incorporarse a futuras quejas a la Comisión Europea o servir como base para un futuro proceso judicial".

De "diversas nacionalidades"
En una nota de prensa, el gobierno de Gibraltar señala que la mayoría de las quejas se han recibido por vía telemática y proceden de "personas de diversas nacionalidades que han sufrido las colas en la frontera al intentar entrar o salir de España". Apunta que se ha identificado "un patrón que apunta a que las autoridades españolas orquestan deliberadamente" los retrasos para acceder a Gibraltar en días laborables o fines de semana a determinadas horas aunque éste puede "variar de un día para otro". La información que está siendo recopilada "será entregada al Gobierno del Reino Unido y al Servicio Europeo de Acción Ciudadana (ECAS), con sede en Bruselas y que ha presentado su propia queja a la Comisión Europea".