El portavoz parlamentario de IU-UP, Alberto Garzón, ha expresado su convencimiento en que los encuentros que va a mantener hoy con PSOE y Podemos son "una oportunidad espléndida" para avanzar hacia un Gobierno "de izquierdas". Garzón ha asegurado que "la gente está deseando políticas alternativas a los recortes brutales y a la corrupción intrínseca del PP", de ahí que entiende que es "importante" que "el diálogo suceda". A ese respecto, "la gente" debe saber "que los dos escaños y el millón de votos" de IU-UP "van a estar al servicio para solventar los problemas de las clases populares".

Jugar al perro y al gato
En sus encuentros con PSOE y Podemos, Garzón les recordará que "no pueden estar jugando al perro y el gato con los problemas de la ciudadanía" y que "lo que hay que hacer es ponerse a hablar inmediatamente en una mesa". De igual modo, el portavoz parlamentario de IU-UP ha encontrado "elementos positivos" en los documentos presentados por ambas fuerzas políticas, que incluyen cuestiones "básicas" para el debate.

No hablan de programas
En ese sentido, Garzón recuerda que su formación política "sólo va a hablar de programa" e investidura, y en ningún caso de integrarse en un Gobierno de coalición. A partir de ahí, lo que se necesita es dialogar para "encontrar puntos en común" en los documentos de PSOE y Podemos, considerando "verdaderamente sorprendente" que a fecha de hoy ambas formaciones "no se hayan sentado a hablar de programas", limitándose a intercambiar opiniones a través de los medios de comunicación.

Esta circunstancia aparece como "un elemento de distorsión" que a juicio de Garzón "puede facilitar que el PP se presente como ganador" en unas hipotéticas nuevas elecciones.

Referéndum de Cataluña
El malagueño no cree que el referéndum de Cataluña deba impedir la apertura de conversaciones entre PSOE y Podemos, porque "es evidente que no van a compartir" todos los "elementos" de sus programas. IU-UP entiende que el referéndum "es un elemento que tiene que estar sobre la mesa porque va a ser la única forma posible de solucionar un problema de identidad nacional en Cataluña", pero "no puede ser nunca" una cuestión que se anteponga a otras prioridades, como "la derogación de la Lomce, de la Ley Mordaza o del artículo 315 del Código Penal".

"Incomodado" con Ciudadanos
Por último, Garzón considera que sería "una mala noticia" que "no hubiera un acuerdo entre los partidos de izquierdas", y de hecho le resulta "incómodo" que Ciudadanos "esté llegando a un acuerdo con el PSOE", porque la formación de Albert Rivera "contiene elementos en su programa que son nocivos y regresivos para las clases populares".