El diputado de Izquierda Unida en el Congreso y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha acusado a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de ser "vasallo" de "bancos y ricos", a quienes ha mandado un mensaje rompiendo el pacto de gobierno en el Ejecutivo autonómico con la coalición de izquierdas. Así se ha pronunciado Garzón en un acto celebrado este sábado en Sevilla, en el que también ha participado el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, y en el que el dirigente nacional de IU se ha preguntado para quién es la estabilidad cuando Susana Díaz dice que ellos son la estabilidad. "La estabilidad, ¿para quién, para los que se mueren de hambre, para los que no tiene cómo calentarse o para los que no tienen empleo, o la estabilidad para bancos y ricos de Andalucía? A ellos es a quienes manda el mensaje rompiendo el pacto con IU porque Díaz es vasallo de estos poderes autonómicos", ha criticado Garzón. Por este motivo, Garzón ha llamado a los militantes a explicar que para Díaz la estabilidad de Andalucía es "la estabilidad para los bancos, las grandes empresas y fortunas" y que ha roto un pacto, que "con sus contradicciones", permitía el desarrollo de leyes a favor de la mayoría social. "El mismo día comenzó a pactar con el PP, porque en lo fundamental siempre están de acuerdo, no investigar la corrupción", en referencia al acuerdo sobre la Cámara de Cuentas en Andalucía. Para el dirigente nacional de IU, el bipartidismo es el responsable político, junto al gran poder económico, que "nos ha llevado hasta aquí --situación de crisis-- y ha asegurado que es "posible y necesario" construir otro mundo y para ello está la política, por lo que ha llamado a hacer política, pero no solo en las administraciones, sino también en la calle a través del compromiso ciudadano. "PSOE y PP, aunque tengan sus diferencias, siempre están de acuerdo en lo fundamental como en reformar la Constitución al servicio de los mercados y privatizar las empresas públicas", ha apuntado, al tiempo que ha señalado que, a su juicio, "privatizar es un tipo de corrupción aunque sea legal, pero no debería serlo". Ha asegurado que el propósito de IU es "prohibir las privatizaciones". Ante esto, ha llamado a luchar por otra sociedad para que "en un futuro los hospitales no estén en manos de empresas registradas en paraísos fiscales o las viviendas sean de fondos buitres". SECUESTRO DE LAS INSTITUCIONES De otro lado, Garzón, que ha reivindicado el trabajo realizado en Andalucía por la recuperación de la memoria histórica, ha criticado el "secuestro" del bipartidismo de las instituciones, que representan al pueblo. En este punto, ha expresado que IU tiene "las llaves para abrir las puertas de esas instituciones". Para el bipartidismo la prioridad concreta es "satisfacer los deseos de una minoría social". A juicio de Garzón, hay que "aprovechar la oportunidad histórica" en un momento en el que bipartidismo está en sus horas "más bajas". "Quiero que España y Andalucía vibren como Grecia el pasado domingo --tras la victoria de Syriza-- celebrando el fin de la austeridad y los recortes", ha confesado. "Es posible hacerlo", ha garantizado, pero para ello insta a hacer pedagogía, formación y explicar las cosas, "quienes son los responsables y cuales son las soluciones". Por último, Garzón ha confesado ante las 600 personas que aproximadamente han acudido al Centro Cívico Sindicalistas Soto, Saborido y Acosta de Sevilla, según la estimación de IU, que hará "todo lo posible" para que Maíllo sea el próximo presidente andaluz. Maíllo ha comenzado su intervención reconociendo que con actos con tanto respaldo "se siente más cerca de ser presidente de la Junta el próximo 22 de marzo". "IU está en posición de gobernar en Andalucía, porque lo ha demostrado donde le han dejado y por haberlo, demostrado nos han desalojado", ha afirmado en referencia a la ruptura del pacto del Gobierno andaluz. El exvicepresidente de la Junta Diego Valderas, la exparlamentaria Marina Segura, la portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, o el histórico dirigente Felipe Alcaraz, han arropado a Maíllo en un acto, que ha calificado como de inicio para su proyecto político, para el que es necesario "la movilización social". EXCUSAS PARA ROMPER EL PACTO Maíllo ha explicado cómo "han roto" el Gobierno andaluz. Así, ha indicado que "comenzaron a construir excusas" con el Sáhara, aunque "le salió mal", mostrando su apoyo a los refugiados al grito de "viva Sáhara libre". "Después, apuntaron al referéndum de IU, formación que decidió entrar en el Gobierno andaluz por referéndum, pero entonces si era bueno", ha indicado Maíllo, que ha continuado apuntando la excusa de Garzón, que saben que es "un peligro para ellos" --PSOE--; la convergencia y el giro radical. "Y todo por un marco de estabilidad, la sacrosanta estabilidad, que no era tal", ha asegurado el candidato de la coalición de izquierdas a la Junta, que saca dos conclusiones de la ruptura del pacto. Para Maíllo, la razón no es la estabilidad, sino las políticas de izquierdas y la lucha contra la corrupción de IU. Se acercaba el final de la legislatura y "queríamos ya aprobar la renta básica, cumpliendo lo prometido". "No inventamos nada, estaba en el acuerdo", ha criticado, al tiempo que ha enumerado otras leyes que querían que salieran adelante como la banca pública, la de garantía de suministros vitales o la ley general de agricultura. "Cuando nos lanzamos a hacer políticas de izquierdas, el PSOE sacó la patita de la 'derechización' y la estabilidad de Botín, Fainé y Alierta, no la estabilidad de Andalucía", ha lamentado Maíllo, que ha continuado señalando que la segunda conclusión es "el salto que había que dar en la lucha contra la corrupción y la solicitud de responsabilidades políticas en todos los casos, ya sea cursos de formación o ramificaciones de la red Gürtel y Bárcenas en ayuntamientos del PP en Andalucía". Ha criticado duramente que la respuesta del PSOE-A y la Junta frente a la lucha contra la corrupción de IU fue aprovechar la convocatoria de un pleno extraordinario con la "excusa" de una comparecencia de la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, "usando" la situación de los enfermos de la hepatitis C para meter dos asuntos que nos dan "una visión de la lucha contra la corrupción de PSOE y PP", que "acordaron blindarse en la Cámara de Cuentas". EPÍLOGO BOCHORNOSO En este sentido, ha calificado como "bochornoso epílogo de la legislatura" que el PSOE-A modificara a sus miembros en la Diputación Permanente del Parlamento para colocar "a los tres exconsejeros pre-imputados en el caso de los ERE". "Frente a las políticas de izquierdas, el PSOE-A paraliza y rompe el pacto, pues a la hora de la verdad IU le molesta. Nos querían sumisos", ha advertido Maíllo. Ha pedido a los militantes de IU que vayan con la cabeza "alta" por el trabajo hecho por la formación en el Gobierno, acusando al PSOE-A de "dejar en la cuneta" la Ley de Memoria Democrática. Maíllo ha afirmado también que el objetivo de IU es "congelar la sonrisa de los poderosos --bancos y grandes constructores--, que han vuelto a sonreír" cuando IU ha salido del Gobierno andaluz. "Son tiempos de ideologías, de dar la cara y decir que queremos hacer, de movilización social para salir a ganar el 22 de marzo", ha concluido Maíllo, apelando a salir a la calle y llenar las urnas de la esperanza que es IU en Andalucía.