Alaya está en las últimas horas, como tantas veces, en el candelero. Si ayer se conocía su intención y deseos de acceder a la Audiencia de Sevilla como magistrada pero continuando con la causa de los EREs, ahora se sabe que la Fiscalía Anticorrupción va a presentar un recurso para que la juez no siga instruyendo este caso.

Fiscalía recurrirá
La Fiscalía Anticorrupción ha anunciado su intención de recurrir la decisión de la juez Mercedes Alaya de seguir instruyendo los ERE de Andalucía una vez que en agosto pasado remitió una exposición razonada del caso al Tribunal Supremo por la existencia de nueve aforados.

Exposición razonada
La decisión de la Fiscalía se ha conocido por una providencia de Alaya a la que ha tenido acceso Efe y en la que la juez acuerda entregar una copia de la exposición razonada a Anticorrupción para que pueda recurrir su auto del pasado 4 de septiembre. En ese auto, la juez imputaba a nuevas personas y comunicaba la imputación a los exconsejeros andaluces Gaspar Zarrías y Mar Moreno.

Aviso en julio pasado
Los escritos entre la Fiscalía y Alaya sobre la pertinencia de seguir la instrucción o no del caso tras haber sido elevado al Supremo se han sucedido durante el pasado mes de septiembre. Además, la Fiscalía ya dijo en julio pasado que si la juez remitía la causa al Alto Tribunal solo debía continuar con las diligencias consideradas urgentes.

Informe urgente
El primero de los escritos entre Anticorrupción y Alaya de septiembre se produjo por parte de la Fiscalía, cuando le pidió que informara de forma “urgente” al Tribunal Supremo de que había decidido seguir instruyendo la causa. Al día siguiente del escrito de Anticorrupción, la juez respondía a esa petición informando en una breve diligencia de dos líneas que había enviado sus últimos autos de septiembre al Supremo.

Más imputados
Después de la sucesión de esos escritos, por el despacho de Alaya han pasado en las dos últimas semanas 42 nuevos imputados o acusados a los que amplió la imputación, la mayoría de los cuales se han acogido a su derecho de no declarar.