Así lo ha asegurado en un comunicado la secretaria de la Mujer de UGT-A, Ana Pérez Luna, quien ha mostrado su convencimiento de que con esas medidas lo que se busca es "devolver a sus casas a las mujeres", a quienes, a su juicio, se les devuelve el "rol de madre y cuidadora" que "las aparta del mercado laboral".

"Esclava de mi casa"
"En el momento en que tengo un familiar dependiente o no puedo llevar a los niños a la guardería me están condenando a ser esclava de mi casa", ha puesto como ejemplo Pérez Luna.

Agresión a los avances logrados
En un manifiesto, las entidades convocantes entienden que "las decisiones tomadas unilateralmente por los gobiernos de las comunidades autónomas gobernadas por partidos conservadores de derecha" suponen "una violenta agresión a los avances logrados durante toda la democracia en la lucha por los derechos para las mujeres".

"Reducción" de presupuestos
En concreto, se refieren a la "reducción" de presupuestos destinados a políticas de igualdad, la "ruptura" de acuerdos con "las organizaciones de mujeres mediante los que se venían prestando servicios como casas de acogida para mujeres víctimas de violencia", la "eliminación" de subvenciones destinadas a los ayuntamientos "para el mantenimiento de los Centros Municipales de Atención a las Mujeres", el "desmantelamiento" de los Institutos de la Mujer y el "incumplimiento" de las leyes de igualdad "en cuanto al uso del lenguaje no sexista y a la obligación de los poderes públicos de integrar la igualdad real de mujeres y hombres en todas sus políticas".

Despido de profesionales
Por último, aseguran que dichas medidas están teniendo como "consecuencia directa" el "despido de profesionales cualificadas que venían desarrollando durante años su trabajo en los diferentes recursos de igualdad, prestando un servicio de calidad y compromiso con la igualdad".