Los profesionales despedidos de la televisión municipal de Granada, TG7, han exigido la destitución de la directora de la televisión municipal, Cristina García Carmona, por intimidar a los periodistas a defender la gestión del PP en el Ayuntamiento si no querían perder su puesto de trabajo tras las elecciones municipales, tal y como desveló andalucesdiario.es En la grabación, difundida por este diario, la responsable de la cadena local afirma, en una reunión interna con los trabajadores, que en el momento en que el equipo de gobierno “salga por la puerta, sale todo lo que hay detrás, entre ellos, la mayoría de los que estamos aquí”. “Los que tengan buenos contactos con los señores que vengan de la oposición se quedarán y los que no, nos iremos a la calle”, indica la directora de la TG7. Los trabajadores despedidos han mostrado su “más enérgica repulsa” por los modos de actuar de la directora tras el batacazo del PP en las elecciones autonómicas del pasado mes de marzo. “A quien le interese, aquí tiene su casa, a quien no le interese… pues lo dice y punto… ¿Por qué digo esto? Porque no es que venga lo peor, es mucho peor todavía”, advirtió la directora de la televisión municipal a los trabajadores a los que daba ‘instrucciones’ en vísperas de la precampaña de las elecciones municipales. “Las amenazas a los trabajadores han sido moneda de cambio durante toda su gestión, como se puede apreciar de manera evidente en la grabación que se ha hecho pública, en la que se insta a los trabajadores a defender la gestión del PP en el Ayuntamiento de Granada si no quieren perder su puesto de trabajo”, señalan los profesionales despedidos. Para ellos, esas actitudes “la deshabilitan por completo para ejercer la gestión de un puesto de tal responsabilidad”, por lo que exigen al alcalde de Granada que la destituya de manera inmediata de su cargo. “Ejercer de esta forma la gestión de un medio público daña gravemente la imagen del periodismo y de los servicios públicos”, dicen los afectados, que culpan de la situación existente en la cadena local al concejal responsable de la televisión municipal, Juan Antonio Fuentes, “que es el que ha marcado de manera directa el modo de trabajar en el medio”. Además, los profesionales despedidos piden a todos los grupos políticos de la oposición que exijan medidas contundentes para poner fin a la situación que atraviesa la cadena local. En un comunicado hecho público tras el pleno celebrado este lunes, en el que se debatió el escándalo de la TG7, los trabajadores despedidos reiteran su convencimiento de que es “absolutamente necesario el relevo inmediato de la directora del canal”. Los profesionales consideran ridículas las explicaciones del concejal responsable de la televisión local, que respondió en el pleno atacando al mensajero y llegó a afirmar que la grabación difundida por andalucesdiario.es no está hecha ante notario y que podría estar manipulada. “Cualquier trabajador de TG7 puede dar fe de que las palabras de Cristina García Carmona en la grabación son completamente verídicas y que se repetían con frecuencia en cada una de las reuniones de trabajo que se han mantenido”, afirman los empleados despedidos, al reclamar la destitución de la directora del canal de televisión y del concejal responsable de la TG7. CRÍTICAS DEL SINDICATO DE PERIODISTAS Por otra parte, el Sindicato de Periodistas de Andalucía considera “patético y lamentable” que el concejal responsable de la televisión local se haya escudado en el reglamento municipal para no dar explicaciones en el pleno sobre las graves acusaciones de manipulación política y represión sindical que pesan sobre la televisión pública local. “El concejal Juan Antonio Fuentes no se puede escudar en las deficiencias del reglamento municipal para evitar el debate y dar explicaciones sobre TG7”, señala el Sindicato de Periodistas, que reclama la convocatoria urgente de una rueda de prensa -con preguntas- para dar explicaciones sobre los supuestos intrusos que estarían en nómina sin trabajar para TG7, sobre la represión sindical mediante despidos selectivos, y sobre las presiones políticas de la directora a los trabajadores para favorecer PP. El Sindicato de Periodistas, que alude a la grabación difundida por andalucesdiario.es, critica que el concejal, “lejos de dar explicaciones”, haya puesto en duda la veracidad del audio y se negara a dar explicaciones sobre los supuestos trabajadores fantasma, con la amenaza de que le caerá una multa de elevada cuantía a los responsables del medio que destapó el caso, o sea, andalucesdairio.es, “por haber filtrado datos personales”.