"Es un retroceso a una etapa predemocrática en los ayuntamientos, un salto al vacío en derechos y una agresión sin precedentes a servicios públicos esenciales". Así ha definido hoy el vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, la reforma local planteada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que "no quieren ni en su propio partido", por lo que ha reclamado al ministro de Hacienda y Administración Pública, Cristóbal Montoro, que "meta en el congelador" el anteproyecto propuesto y saque "la mesa de negociación" con todas las fuerzas políticas, los representantes municipales y las comunidades autónomas.

"Rebelión en toda regla"
Jiménez se ha referido a la "rebelión en toda regla" de los alcaldes del Partido Popular frente la "agresión infinita" que supone la modificación de la administración local impulsada por el Ejecutivo central. "Los alcaldes del PP -ha insistido- sienten que se convierte a los ayuntamientos en meras unidades administrativas sin capacidad de planificación ni de decisión sobre sus municipios y sus ciudadanos".

La propuestas de Montoro "son sólo una trampa"
"Todo el mundo sabe que las propuestas de Montoro son sólo una trampa en beneficio de quienes se quieren hacer con los servicios municipales", ha alertado el dirigente regional socialista, quien ha denunciado al "proceso de privatización" puesto en marcha por el Gobierno del PP en el país le quedaba "el botín de los servicios públicos municipales". Por eso, y ante el rechazo generalizado a la reforma local, con "revuelta" de alcaldes del PP incluida, Mario Jiménez ha reclamado diálogo y ha vuelto a ofrecer la experiencia de las leyes andaluzas de Autonomía Local (Laula) y financiación municipal (Patrica), con el objetivo de definir clara y normativamente las competencias y la financiación de los ayuntamientos en cualquier modificación legislativa que se aborde sobre la administración local.

"No hay la misma realidad en una autonomías que en otras"
Ha incidido en la importancia de que las comunidades participen en la negociación, porque "no tiene sentido plantear la reforma local sin que termine de cerrarse el modelo territorial del Estado" y porque "no hay la misma realidad en unas autonomías que en otras".

"Humillación" de Andalucía por parte de Zoido
El vicesecretario general del PSOE andaluz ha lamentado la "torpeza absoluta" del presidente regional del PP, Juan Ignacio Zoido, al apostar por trasladar a la comunidad el modelo de María Dolores de Cospedal y "convertir Andalucía en Castilla-La Mancha". Además de que "es una humillación", porque "el proyecto del PP andaluz debe ser Andalucía y no se tendría que subordinar a otras referencias", Mario Jiménez ha criticado que Zoido quiere "convertir la comunidad "en el desierto de derechos sociales y civiles que es ahora Castilla-La Mancha por obra y gracia de De Cospedal".

Cospedal "se ha dedicado a liquidar el Estado del Bienestar"
Ha reiterado que la presidenta castellano-manchega "se ha dedicado a liquidar el Estado de Bienestar" en aquel territorio, así que "Zoido quiere liquidar el Estado de Bienestar en Andalucía", privatizando hospitales públicos, cerrando urgencias en pequeños municipios y eliminando el 80% de las pruebas diagnósticas, incluido el test del talón a los recién nacidos. Jiménez ha criticado, igualmente, que el dirigente regional del PP quiera imitar a Castilla-La Mancha, donde se suprime la gratuidad de los libros de texto y del transporte escolar, se reduce en un 66% de los docentes y se cierran escuelas rurales, aparte de que se eliminan el Defensor del Pueblo, del Consejo Económico y Social, el salario de los parlamentarios "para dificultar la labor de la oposición", a los representantes de trabajadores públicos "para que no eviten el expolio de los servicios públicos" o casas de acogida para mujeres maltratadas.

Zoido puede tener una "razón esencial" para trasladar Andalucía al modelo Cospedal
No obstante, ha indicado que Zoido puede tener una "razón esencial" para trasladar a Andalucía el modelo popular de Castilla-La Mancha, ya que De Cospedal es la política "mejor pagada de toda España, con 160.000 euros. Posiblemente en esto se quiere parecer -ha insistido-, ya que con un solo salario no le merece la pena estar en política". Los socialistas andaluces "queremos que Andalucía sea referencia de derechos sociales y civiles, que está en el Estatuto y que no se parece en nada al gobierno inhumano de Cospedal".