La justicia parece que ya se acerca hacia su trayecto final tras el comienzo ayer del juicio denominado 'caso Viajes'. Dicho caso que comenzó en 2003 tiene como base  un presunto caso de desvío de dinero en el ayuntamiento fuengiroleño. Desde esa época comenzaron a organizarse viajes a Melilla para cualquier ciudadano de la localidad que lo solicitas. La responsables de estos programas era el Área de Turismo del ayuntamiento quien a su vez subvencionaba dichos viajes. Gracias a ello por un precio de 33 euros por persona fueron muchas las personas que lo utilizaron. Lo grave es que de los ingresos y de algunos expedientes no sabe nada. En el Ayuntamiento no se dispone de ningún documento que avale los ingresos que se produjeron en concepto de estas aportaciones.

60 viajes
Antes y después de esa fecha se organizaron más de 60 viajes ocurriendo lo mismo en cuanto al control de los ingresos. Todo ello desembocó en la detención de Pedro Gossatti, colaborador muy cercano de la alcaldesa así como director de campaña de Esperanza Oña en 1999 y 2003. El delito que se le imputa es el de malversación de caudales públicos en la organización de viajes.

Imputados del PP
Posteriormente el tema aumentó de calado político al resultar imputado el ex edil del PP Cristóbal Calvo, que se vio obligado a declarar ante el juez que instruye el caso. Según la acusación fiscal, el entonces edil, que era superior inmediato de Gossatti, "tuvo conocimiento del ilícito proceder del mismo y, aunque no quede acreditado que participara directamente en la sustracción de las cantidades, sí consintió que se llevara a cabo". Por esto, se acusa de un delito continuado de malversación de caudales públicos.

Quebranto patrimonial
Ayer  fue designado en la Ciudad de la Justicia el Tribunal compuesto por nueve miembros que aproximadamente durante cuatro o cinco días llevarán a cabo el proceso estimándose que en un plazo aproximado de un mes podría haber sentencia. El asunto reviste extrema gravedad ya que el Fiscal en sus conclusiones provisionales solicitó 5 años de prisión para cada acusado (Gossati y Calvo) así como inhabilitación absoluta de diez años para el ejercicio de cargo público por quebranto patrimonial causado a las arcas públicas por un valor de 7.821 euros, cantidad ingresada por los usuarios de los viajes a Melilla y de la que no está acreditada su ingreso al ayuntamiento.

El Fiscal rebaja de cinco años de prisión a tres
La Fiscalía ha rebajado la pena inicialmente solicitada para los dos acusados, pasando de cinco años de prisión y 10 de inhabilitación a tres años de cárcel y seis de inhabilitación absoluta, coincidiendo así con la acusación que ejerce el grupo municipal del PSOE. Por su parte, el Ayuntamiento fuengiroleño sólo acusa al que era trabajador, para el que pide la misma pena que los anteriores.

Opacidad del Ayuntamiento
Los socialistas criticaron en su momento la opacidad de la alcaldesa que se negó a dar expedientes y que tuvo que hacerlo tras verse obligada por el juzgado. Así mismo consideran que pudo haber más viajes ya que hay expedientes que desaparecieron. También han censurado que el Ayuntamiento de Fuengirola, personado en la causa, ha actuado más como defensor de los acusados que como parte acusatoria, recordando la actitud del PP en el caso Bárcenas del que fue expulsado como acusación por actuar más como ”abogados defensores encubiertos”. El portavoz socialista ha recordado en ocasiones la falta de transparencia de la alcaldesa en este asunto en concreto y en otros en general.

Campañas electorales con dinero público según el portavoz socialista
El Secretario General del PSOE local, concejal del consistorio fuengiroleño y diputado provincial, Javier García León, ha declarado a ELPLURAL.COM que tras asistir a la primera sesión del juicio la preguntaría que formularía a la alcaldesa Esperanza Oña es cuánto le ha costado a las arcas municipales estas acciones que, según el propio declarante y ex asesor de varias campañas del PP local, sirvieron para hacer promoción del ayuntamiento. Casualmente estas acciones de viajes sufragados a los ciudadanos de Fuengirola coincidían con periodos preelectorales. ¿Que promoción del ayuntamiento con dinero público se hace seis meses antes de unas elecciones municipales? "Claramente eran campañas electorales en favor de su partido, reflexiona García León.