La sesión plenaria se ha iniciado con normalidad a las 09.00 horas con la intervención de cada uno de los portavoces de la oposición para aclarar que, aunque iban a permanecer en el salón, no tenían intención de participar en los debates.

Es "legítima"
El portavoz del Gobierno local, Antonio Saldaña (PP), ha lamentado los hechos y ha advertido de que esta actitud, aunque es "legítima", no es la "solución" a los problemas de Tesorería que afectan al Consistorio.

Todos de pie
Tanto los ediles del Gobierno como los de la oposición se han puesto en pie mientras la alcaldesa, María José García-Pelayo, procedía a la lectura de los distintos puntos incluidos en el orden del día, que han sido aprobados por unanimidad gracias a la mayoría absoluta del PP.

"Dimisión" de la alcaldesa
La lectura ha estado acompañada de los gritos de unas treinta trabajadoras de Acasa, la concesionaria del servicio de Ayuda a Domicilio, que se encontraban en el interior del salón y que han coreado consignas como "dimisión", "esto es una dictadura" o "dónde está el dinero de la dependencia", entre otras.

Apenas diecisiete minutos
Esos gritos han cesado en el tramo final del Pleno, cuando ha tomado la palabra el presidente de la federación local de asociaciones de vecinos, Sebastián Peña, para dar lectura a un manifiesto en el que se planteaban las carencias que presenta el transporte urbano en la ciudad. La sesión apenas se ha prolongado durante unos diecisiete minutos.

Adeuda la nómina de enero
El Ayuntamiento de Jerez adeuda a sus trabajadores la nómina de enero, de la que se ingresaron 530 euros el viernes pasado, y está previsto que a lo largo del día de hoy se haga una nueva transferencia de alrededor de 700 euros.

Varias concesionarias en huelga
Mientras tanto, varias concesionarias de servicios públicos se encuentran en huelga por impagos, y las empresas justifican su actitud en la deuda que el Consistorio ha ido acumulando con ellas en estos últimos años.

Varias semanas acampadas en la puerta del Ayuntamiento
El caso más llamativo es el de las trabajadoras de Acasa, que iniciaron una huelga a principios de enero y llevan ya varias semanas acampadas ante las puertas del Ayuntamiento para reivindicar el cobro de las nóminas de diciembre y enero.