La sensación que embarga al líder de IU tras el primer consejo de gobierno es de responsabilidad y valentía, cree que el proceso hasta cerrar el acuerdo de coalición ha sido “difícil pero necesario” y lo considera un “deafío”. Asegura también que el consejo de gobierno debe estar por encima de los partidos políticos, cree que los miembros del gobierno “se deben a Andalucía” y que se entra en un nuevo tiempo político con nuevas “formas de gobernar”.

Siempre la lealtad institucional
No cree que vaya a haber problemas con el PSOE en la convivencia diaria si se atienen a lo pactado aunque reconoce que puede haber “coyunturas puntuales” aunque considera que debe mantenerse siempre la lealtad institucional, a Andalucía y a su Estatuto.

Banca pública andaluza
Preguntado por si ha cedido algo en el acuerdo de los temas recogidos en su programa electoral cree que se ha mantenido casi en su totalidad aunque hay cuestiones en las que se podría haber insistido más y pone el ejemplo de su idea de impulsar una banca pública andaluza, “con un sentido ético y social comprometido con nuestra tierra”.

Política de recortes basada en la insolidaridad
Reconoce que su formación no comparte la política de recortes basada en la insolidaridad y asegura que “no se pueden dar miles de millones para reforzar los sectores financieros y dejar en precario los servicios públicos esenciales”. Sin embargo cree que se está entrando en una nueva fase en Europa en la que espera que haya políticas de estímulo al crecimiento.

Contra "nuestro estatuto"
Valderas se muestra partidario de recurrir al Constitucional “todo lo que atente contra nuestro Estatuto” pero quiere que primero se agoten todas las opciones de dialogo. Asegura que “la lealtad institucional es un concepto de ida y vuelta” y si el gobierno central la exige, está obligado a tenerla con Andalucía.

Hoja de ruta
Insiste en que el Estatuto es la gran hoja de ruta de la política andaluza y reconoce que las cuentas de 2012 hay que “reorientarlas” aunque primando empleo, educación y sanidad como “pilares fundamentales de este nuevo tiempo político”. Valderas marca tres claves en este ahorro: repartir mejor, priorizar bien y tener en cuanta a los ciudadanos en la toma de decisiones. Cree que si se puede compartir las decisiones con el conjunto de la ciudadanía , “se avanzará hacia el futuro”.

No olvidarán las movilizaciones
El líder de IU también ha insistido en que aunque estén gobernando no olvidarán las movilizaciones sociales a las que como vicepresidente “tendrá que llamar y participar” cuando considere que se ataca a derechos y a la autonomía.

Rechazo a las críticas de que se han "rebajado"
Valderas defiende las competencias que tiene IU en el gobierno y rechaza las críticas de que se han “rebajado”. Cree que hay un reparto de responsabilidades acertado ya que ganan responsabilidades con perfil político como consumo, administraciones locales, infraestructuras, ferrocarriles, viviendas, suelo, y un sector tan importante como el turismo que aporta 13 % del PIB andaluz.

Papel de Susana Díaz
Sobre si Susana Díaz va a jugar el papel de vicepresidenta “en la sombra”, Valderas asegura que “en la vida como en todo, la autoridad se gana y no se otorga” y aunque reconoce que algunos medios quieren crear rencillas, no quiere entrar en ese juego. Cree que IU conseguirá un área en el nuevo reparto de delegaciones provinciales en el que asegura que debe primar la austeridad ligada a la eficiencia.

Revitalización de la FAMP
Reivindica que los ayuntamientos históricamente han estado mal atendidos y cree necesaria una Ley de financiación de las administraciones locales, dotada de un marco de competencias y contenido financiero, y apuesta por revitalizar a la FAMP pero que sirva para ayudar a los ayuntamientos pero sin que se convierta en instrumento de confrontación o servicio a los gobiernos