Como la exitosa pieza teatral de los 80 firmada por Fermín Cabal, el encuentro político de esta noche en los estudios de Canal Sur podría titularse 'Esta noche, gran velada'. Y es que, en efecto, se trata del acontecimiento más relevante de los habidos hasta ahora en campaña, donde cada candidato ha dicho lo que tenía que decir pero sin el inconveniente de ser contradicho por ninguno de sus adversarios. Esta noche va a ser más difícil: no sólo tendrán que exponer sus propuestas para convencer al electorado, sino que además tendrán que defenderse de los seguros reproches de sus contrincantes. Pocos se atreven a hacer quinielas. Es cierto que Susana Díaz es la única de los tres que tiene experiencia no exactamente en este tipo de debates, pero sí en las duras sesiones de control en el Parlamento andaluz, donde ha tenido que emplearse a fondo para no salir malparada de los reiterados ataques del PP con motivo de la corrupción, y muy en particular del caso de los ERE y, más recientemente, del fraude de la formación. EL PASADO, SIEMPRE AL ACECHO El pasado es el talón de Aquiles de la presidenta socialista, convencida de la honorabilidad de sus antecesores y compañeros de partido pero consciente de la dificultad de negar que, como mínimo, administraron mal y vigilaron peor. Aunque formalmente no hay un bloque específico dedicado a corrupción, es evidente que va a ser uno de los temas estrella del debate porque así intentarán que ocurra los dos candidatos de la oposición. Aun así y en principio, Díaz partiría como favorita, si bien en la sede de San Vicente son conscientes de que la maldición de la fábula de la liebre y la tortuga siempre se cierne sobre los favoritos. Lo sabe bien el Felipe González de aquel célebre debate de 1993 que, contra todo pronóstico, perdió ante José María Aznar. A la semana siguiente hubo otro y este sí lo ganó porque el presidente ya no acudió a él como liebre pagada de sí misma. EL CARA A CARA, OTRA VEZ SERÁ Esta vez el PSOE no ha querido un debate a dos con Moreno Bonilla para no regalarle al líder del PP el estatus de alternativa que, dicen en San Vicente, no ha sabido ganarse. Y porque los cara a cara no reflejan "la pluralidad política andaluza". En realidad, excusas de mal pagador. En otras convocatorias electorales las diferencias entre los dos grandes partidos eran similares y el PSOE sí quiso debate a dos. La cadena pública de Andalucía, Canal Sur, emite este lunes un debate a tres entre los candidatos a la Presidencia de la Junta de las formaciones con representación parlamentaria, Susana Díaz (PSOE-A), Juanma Moreno (PP-A) y Antonio Maíllo (IULV-CA). El debate será en directo a partir de las 21,30 horas y estará dividido en tres bloques temáticos sobre empleo, transparencia y servicios públicos. DE LA MANO DE MABEL MATA El debate se realizará en los estudios de Canal Sur Televisión en la Isla de la Cartuja (Retevisión), será moderado por la periodista Mabel Mata --presentadora del informativo Noticias 2 que ya moderó el debate celebrado en la última campaña autonómica-- y tendrá una duración de 93 minutos, ha informado RTVA. Tras la presentación del debate y de los candidatos por parte de la moderadora, que dispondrá para ello de cuatro minutos, los candidatos, en orden de mayor a menor representación, dispondrán de un minuto para un primer posicionamiento antes de dar paso a los bloques temáticos, de forma que será Moreno el encargado de abrir el debate seguido por Díaz y Maíllo. TRES BLOQUES DE 28 MINUTOS Acto seguido darán comienzo los tres bloques temáticos sobre empleo, economía, financiación autonómica y administración pública; confianza en la vida pública, transparencia y participación ciudadana; y servicios públicos esenciales en tiempos de crisis. Cada bloque tendrá una duración de 28 minutos y cada candidato dispondrá de nueve minutos en cada bloque que administrará libremente, aunque el que cierre cada bloque deberá reservar algunos segundos para cumplir con el orden establecido. Si el encargado de cerrar el bloque consume su tiempo antes, dispondrá de 15 segundos para cerrar que se le sumarán a sus contrincantes en un sólo turno del siguiente bloque. TRES MINUTOS PARA CERRAR El primer bloque será abierto por Díaz y cerrado por Maíllo, el segundo será iniciado por Moreno y finalizado por Díaz y el tercero empezará con la intervención de Maíllo y acabará con Moreno. Entre el segundo y el tercer bloque habrá un corte de publicidad. Para el cierre del debate cada candidatura tendrá tres minutos, empezando por Maíllo, siguiendo por Díaz y finalizando por Moreno. El encuentro de este lunes entre los tres candidatos es el primero que se va a celebrar en la campaña electoral andaluza, toda vez que también hay previsto para el próximo lunes 16 de marzo otro debate a tres en TVE. Entretanto, también en la campaña electoral de los comicios andaluces de 2012 RTVA programó un debate a tres, en esa ocasión entre José Antonio Griñán (PSOE-A), Javier Arenas (PP-A) y Diego Valderas (IULV-CA), que finalmente se celebró con la ausencia del entonces candidato popular. COMO EN EL BALONCESTO En el plató, los candidatos estarán de pie con atriles en los que estarán incorporados cronómetros (con cuenta atrás) para que puedan gestionar sus tiempos con arreglo al formato del debate. Los cronómetros estarán gestionados técnicamente por árbitros profesionales de baloncesto. Cada candidato dispondrá de un espacio en las instalaciones para que su equipo pueda seguir el debate. El primer candidato llegará a las 19,45 horas y será seguido por el resto con una diferencia de 15 minutos entre cada uno. EMISIÓN MÚLTIPLE Se podrá seguir por Canal Sur Televisión, Canal Sur 2, Canal Sur Andalucía (emisión por satélite), Canal Sur Radio y Radio Andalucía Información (RAI) y por 'www.canalsur.es'. Además habrá redifusión al día siguiente, 10 de marzo, a las 10,30 horas en Andalucía Televisión. De la misma manera, RTVA ha programado para el día siguiente, martes 10 de marzo, un debate a siete con representantes de todas las formaciones que concurren a las elecciones el 22M, esto son, a parte de los tres con representación parlamentaria; UPyD, PA, Podemos y Ciudadanos.