El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha rechazado este miércoles entrar en "dimes y diretes" sobre el último auto emitido por la juez Mercedes Alaya sobre el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE), aunque sí ha dejado claro que "no imputa a nadie" y que era "prescindible" el daño que se ha hecho a las personas señaladas, los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán y cinco exconsejeros.

Preguntas de la prensa
Así se ha pronunciado el portavoz del Gobierno andaluz ante la insistentes preguntas de los medios sobre este asunto durante el transcurso de la rueda de prensa posterior a la celebración del primer Consejo de Gobierno, tras el nombramiento de la nueva presidenta de la Junta, Susana Díaz, y del Ejecutivo andaluz, que tomó posesión este martes.

Respeto a la Justicia
Vázquez, que ha insistido en que la Junta es "respetuosa" con la Justicia, ha indicado que el Consejo de Gobierno no ha tratado en su reunión la posibilidad de recurrir el último auto de la juez Alaya. Además, ha dicho que ya se "empiezan a acostumbrar" a que las decisiones de esta juez sobre los ERE coincidan con actos de importante relevancia para la Comunidad, como fue ayer la toma de posesión de los consejeros.