La reeleción de Griñan como presidente andaluz constituirá, ha destacado, “el mejor reflejo de la voluntad del pueblo andaluz, cuya decisión soberana ha conformado en este parlamento una sólida mayoría de izquierdas”

Andalucía habló el 25M
Jiménez ha insistido en que Andalucía habló el 25 de marzo y el suyo fue “un voto a favor de los derechos y las libertades, un voto coherente con el modo de ser y de pensar de los andaluces” y “un voto de deslegitimación de la derecha”. “Los andaluces eligieron un gobierno de Izquierdas en Andalucía. Porque saben lo que significa: desarrollo económico con igualdad de oportunidades, preservación de nuestro modelo social, coherencia con los pilares de nuestra constitución y nuestro Estatuto y reconocimiento pleno del valor de nuestra autonomía”, ha añadido.

“La derecha andaluza calla”
Una hoja de ruta, la socialista, contraria a la del PP, a la que se ha referido como “un tsunami de recortes, de retrocesos en derechos y de agresiones a Andalucía” ante el que, ha denunciado, “la derecha andaluza calla”. “La estrategia del PP antes, durante y después de la campaña ha sido muy dañina para Andalucía”, ha dicho el portavoz socialista, para quien “la ofensiva” de la derecha “no acabó el 25 de marzo. Muy al contrario, la ira del PP se ha desatado contra Andalucía tras las elecciones” porque “el resultado les ha provocado una dolorosa indigestión” que se ha reflejado en forma de recursos de inconstitucionalidad como el presentado contra la subasta de fármacos o contra las oposiciones de docentes y contra la Incompatibilidad de alcaldes diputados. “Un auténtico asedio a la autonomía andaluza. Un acoso que parece no tener fín”, ha añadido.

“Un barco a la deriva”
Para el portavoz socialista, el proyecto del PP andaluz es hoy por hoy “un barco a la deriva y por lo que vimos ayer, con rebelión a bordo”. Mario Jiménez a instado al PP-A a “no quedarse aislados ejerciendo una oposición a los andaluces y andaluzas sólo por salvarle la cara a un gobierno –el de la nación- que tiene los días contados”. En este sentido, además, ha exigido al PP-A “altura de miras” y una “oposición responsable, constructiva y útil”.

“Que nos se dobleguen”
A su juicio, “en este momento, hacen falta políticos que no se pongan de rodillas, que no se dobleguen, que no acepten el pensamiento único que nos tratan imponer desde Europa”, ha insistido Jiménez, para quien “nada va a resolverse sólo con políticas de déficit que están trayendo la ruina económica, política y moral y siguen sin ponerse en marcha políticas de crecimiento”.

“Una cruzada ideológica”
En este contexto, el portavoz socialista ha mantenido que para el PP “su batalla no es el paro, sino una cruzada ideológica contra el modelo social que emanó del consenso constitucional de 1978”.

La alternativa “está en Andalucía”
Frente a eso, “hay una alternativa que está en Andalucía”, ha dicho Jiménez, que ha puesto en valor el acuerdo alcanzado entre PSOE e IU para conformar el gobierno andaluz, “una plataforma sólida desde la que construir un futuro con garantías”

Común denominador
“Y este acuerdo ha sido posible porque hay un común denominador en nuestro Estatuto de Autonomía y en las políticas de izquierda… unas políticas que sitúan a la persona en el centro de la acción de un gobierno”, ha añadido Jiménez, quien ha asegurado que PSOE e IU han interpretado el sentir de la mayoría del pueblo andaluz y han sido capaces de poner encima de la mesa más de 250 medidas para guiar el camino de nuestra comunidad autónoma junto con los andaluces:

Ejes principales
El portavoz socialista ha destacado el desarrollo económico y la creación de empleo, la igualdad de oportunidades, el estado del bienestar, las políticas públicas, la transparencia y la participación como ejes principales de .”un nuevo tiempo y un camino propio” que va a representar el nuevo gobierno de Andalucía.

Hoja de ruta clara
Un gobierno con una hoja de ruta clara centrada en un “compromiso fírme, decidido e intocable con las que han siempre han sido nuestras señas de identidad, la defensa de las políticas públicas que garantizan un sistema público que es la arquitectura básica de nuestro Estado de Bienestar y nuestro sistema de convivencia, un sistema que el Partido Popular quiere destruir utilizando la crisis como coartada”.

La crisis “como coartada”
Para Jiménez, “la ofensiva del PP es contra lo público, es una ofensiva ideológica utilizando la crisis como coartada; la crisis fue su aliada para llegar al poder y sigue siéndolo para acabar con el estado del bienestar”.

Capitalismo descarnado
Jiménez ha asegurado que frente a la actuación del PP en el Gobierno de la nación, Andalucía representa “un modelo económico que tiene a la persona en el centro, al trabajador frente al capitalismo descarnado que está defendiendo la derecha”.

El gobierno elegido
De ahí que “en Andalucía, los ciudadanos hayan elegido un gobierno que tenga en cuenta a las personas, que esté al lado de los emprendedores, de los que tienen una iniciativa empresarial o la han tenido y quieren seguir manteniéndola”, ha subrayado.

Así será el nuevo ejecutivo
Para Jiménez, el gobierno andaluz será un “gobierno que esté al lado de los desempleados, de aquellos que más lo necesitan, un gobierno que genere nuevas oportunidades y un gobierno que esté al lado de aquellos que necesitan de políticas públicas que den respuesta a la situación que estemos viviendo”. Un gobierno que también “apuesta por la educación como factor de competitividad, de capacitación y de igualdad de oportunidades”.

"Al lado de la gente"
“Hay otro camino y lo marcó el presidente ayer diciendo que en Andalucía no va a haber privatizaciones, trazando con nitidez las líneas rojas de un gobierno de izquierdas”, ha destacado, asimismo, el portavoz socialista, que ha concluido su intervención definiendo a Griñán como “un presidente honesto, solvente, cercano y dialogante” que “está al lado de la gente".