La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha afirmado que la acción de gobierno de la Junta priorizará la creación de empleo, el diálogo y la transparencia en el nuevo periodo de sesiones. En su intervención, ante el Pleno del Parlamento, la consejera ha apuntado que el Gobierno andaluz ha fijado “su prioridad en el desempleo” ya que este problema “le exige, de un modo inaplazable, la puesta en marcha de medidas de impulso económico”.

Planes propios de empleo
En este sentido, ha recordado que Andalucía fue “la única comunidad autónoma que, desde el inicio de la crisis, puso en marcha planes propios de empleo”. Entre ellos, ha citado el Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja); el Plan Extraordinario para la Mejora de la Empleabilidad de las Personas Demandantes de Empleo (Memta), y el Plan de Oportunidades Laborales en Andalucía (OLA), durante la pasada legislatura. Asimismo, ha destacado la aprobación del Plan de Choque para el Empleo, “a los cien días de la toma de posesión del Gobierno,  dotado con 200 millones de euros.

Conjunto de medidas extraordinarias
Especialmente, la consejera ha valorado la sesión monográfica del Consejo de Gobierno del 12 de febrero que acordó, “un conjunto de medidas extraordinarias para favorecer la creación de empleo en nuestra comunidad, con una dotación de más de 500 millones de euros”. Según ha detallado, estas iniciativas supondrán la creación de 42.000 nuevos puestos de trabajo y el mantenimiento de otros 150.000”.

Plan de Choque por el Empleo
Díaz ha explicado que este conjunto de medidas están enfocadas bajo tres líneas de acción. En primer lugar, ha apuntado que se pretende “contribuir al empleo desde lo público”. Dentro de este primer grupo de iniciativas, se ha acordado la flexibilización de los requisitos para acogerse al Plan de Choque por el Empleo “facilitando el acceso de los parados del sector agrario, a petición de los alcaldes”. Asimismo, la consejera ha destacado las medidas dirigidas a la juventud “un sector que está sufriendo especialmente la crisis, con un 60% de los jóvenes de menos de 24 años en situación de desempleo y un 55% de los menores de 35 años”. Por esto ha subrayado el “compromiso claro y la sensibilidad” del Gobierno andaluz con este colectivo al que va a destinar 167 millones de euros.

Dirigido a parados  de larga duración
Asimismo, ha destacado en este primer grupo de medidas el Plan Extraordinario de Acción Social, dotado con 60 millones de euros, dirigido a los parados de larga duración y familias con todos sus miembros en paro y cargas familiares. “Tenemos a 108.000 familias con todos sus miembros en paro, de las cuales 54.000 tienen cargas familiares, y esas familias necesitan una respuesta contundente por parte del Gobierno andaluz”, ha apostillado.

El impulso de la actividad productiva
La segunda línea de actuación tiene como objetivo “el impulso de la actividad productiva en Andalucía, con el fin de favorecer la inversión productiva generadora de empleo”. En este punto, ha destacado la creación de una Mesa para la Regulación en Andalucía y medidas para favorecer la negociación y mediación en los conflictos laborales.

117 oficinas
Y, en tercer lugar, ha adelantado que se pondrá en marcha “una línea de medidas para paliar el recorte de las políticas activas de empleo”. En este último bloque, la consejera ha anunciado que “se acometerá la dotación de las 117 oficinas en las que se ha puesto de manifiesto la escasez de personal ante el brutal recorte sufrido del 57% a la financiación del Servicio Andaluz de Empleo por parte del Estado y que se reforzará a los servicios del SAE con 310 nuevas plazas”.

 Plan especial de empleo
En el ámbito de la lucha contra el desempleo, Susana Díaz ha señalado que la Junta también va a “exigir al Ministerio de Empleo la recuperación de la financiación estatal restada a Andalucía y la activación de un plan especial de empleo como el que tienen en marcha Canarias y Extremadura”.

Espítitu conciliador
Por otro lado, la consejera ha apuntado que el Gobierno andaluz tiene entre sus líneas de acción “reestablecer un espíritu de cordialidad para luchar y salir de esta crisis; para la puesta en valor de nuestro talento; para rescatar a una generación de ilusiones truncadas, y para alentar la creencia de un futuro esperanzador”. Díaz ha recordado que, “con este espíritu conciliador, el presidente Griñán ha propuesto al conjunto de la sociedad andaluza, a los agentes económicos y sociales, y a las principales fuerzas políticas de nuestra comunidad alcanzar un gran Pacto por Andalucía”.

La juventud como protagonista
Según ha detallado, el pacto “ha de comenzar por un gran acuerdo por el crecimiento y el empleo con el que reactivar la inversión productiva pública y privada y, con ello, la actividad económica en nuestra comunidad”. Entre otros puntos, ha apuntado que el pacto tendrá “a la juventud como protagonista”, para favorecer “su empleabilidad, formación y emancipación”.

"La igualdad de oportunidades"
 En el mismo sentido, ha subrayado que este gran acuerdo debe garantizar “la igualdad de oportunidades y la educación pública”, así como “una sanidad pública de calidad y con cobertura universal”. Y, todo ello, “enmarcado en la defensa de nuestro Estatuto de Autonomía y de un modelo territorial que garantice la diversidad de España y también, la igualdad de todos los españoles, vivamos donde vivamos”, ha apuntado.

Recuperar la credibilidad
Finalmente, Díaz se ha referido a “otro tema de extrema preocupación” en los últimos tiempos como es “la notoria pérdida en la consideración social del ejercicio de la política y de nuestra calidad democrática”. Para ello, ha anunciado que la Junta pondrá en marcha “las medidas necesarias para recuperar la credibilidad y la confianza de la ciudadanía”.

Que los ciudadanos puedan ser partícipes
La primera de ellas, según ha expresado, es la aprobación de una norma de transparencia y acceso a la información pública “a la que se comprometió el propio presidente de la Junta de Andalucía, en su debate de investidura”. En su opinión, esta norma se convertirá en “un instrumento para que los ciudadanos puedan ser partícipes de la acción política”, al tiempo que ha avanzado que “la ley será un primer paso, pero no un punto y final en sí misma, ya que abrirá un proceso para crear una verdadera cultura de la transparencia, con la que avanzar realmente hacia un Gobierno abierto”.

 Pasos decisivos
Y, en este camino hacia un Gobierno abierto, la consejera ha señalado que el Ejecutivo andaluz “está dando pasos decisivos en la Ley de Participación Ciudadana que permita promover una participación efectiva de los ciudadanos en los asuntos públicos que les afectan”.

Otras leyes en preparación
Junto a estas leyes, Díaz ha destacado que el Gobierno andaluz “ya se encuentra inmerso en los trabajos de elaboración y redacción de otras iniciativas como la Ley de Fraude Fiscal y Social; la Ley para la Protección de los Derechos de las Personas Consumidoras y Usuarias en la Contratación Hipotecaria; la Ley de Movilidad, o la Ley del Mecenazgo.

Vivienda
Finalmente, la consejera se ha detenido en las iniciativas que se van a desarrollar en materia de vivienda. Así, ha avanzado que se “va a regular la función social de la vivienda en el ámbito de nuestras competencias, se va a favorecer el acceso de los ciudadanos a las viviendas en alquiler y vamos a poner los recursos disponibles en el Gobierno de la Junta para hacer un Plan de Vivienda y Rehabilitación 2013-2016 que dé respuestas a las expectativas de muchos ciudadanos en el marco de nuestras competencias que tenemos”.

Esperanza en el Pacto por Andalucía
La consejera ha concluido recordando la oportunidad que el Pacto por Andalucía brinda a la sociedad y a los agentes sociales, por lo que ha expresado su esperanza en que “todas las fuerzas políticas lo aprovechemos para ir de la mano”.