Es el consejero más políticamente incorrecto del Gobierno andaluz. Tiende a decir directamente lo que piensa sin preocuparse demasiado por pasarlo previamente por el filtro de la diplomacia o los paños calientes. El consejero de Justicia ha dicho este lunes lo que piensan muchos compañeros socialistas del Gobierno andaluz: que es mejor "no cabrear a los magrebíes", una opinión que no comparten en absoluto los dirigentes de IULV-CA. Aun así, no ve un adelanto electoral en el horizonte inmediato. El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha opinado este lunes que no cree que vaya a haber un adelanto electoral en Andalucía ya que la voluntad de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, es agotar la legislatura, todo ello "salvo que las cosas se pongan tan negras" con IULV-CA que "hubiera que convocar elecciones". Durante su intervención en el espacio informativo de Canal Sur Televisión 'La Tertulia', recogida por Europa Press, De Llera ha afirmado que "a IU no sé que le conviene, pero al PSOE le hubiera convenido convocar ya elecciones", no obstante lo cual "no es lo que le conviene al PSOE sino a la gente de la calle lo que la presidenta valora". "Es lo que tiene que hacer un buen líder", ha destacado. Asimismo, el consejero del ramo se ha referido en este sentido al viaje anunciado por el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas (IULV-CA), a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, y ha opinado que este asunto no tiene "el suficiente calado" para provocar una ruptura entre los socios de gobierno. "Ya lo ha dicho la presidenta, es lógico que no quiera cabrear a los magrebíes y que un miembro del Gobierno andaluz vaya a Tinduf a potenciar y darle aire a un problema que tiene Marruecos con el Sáhara, eso es entendible", ha recalcado De Llera, quien ha dicho que la presidenta, de su lado, está centrada en crear empleo y en sacar a los andaluces de la crisis.