La Consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, se ha mostrado tajante: el tranvía de Jaén es "viable" y lo dice "el informe elaborado por Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC)". "Los datos del tranvía ya no están ni en la boca de la Consejería, ni en la boca del Ayuntamiento, sino que están a disposición de todo el mundo". Con estas palabras, Cortes quería zanjar la polémica suscitada en torno al sistema tranviario de Jaén tras publicarse íntegramente esta semana la auditoría realizada por la empresas catalana. "Los datos, ha dicho, son claros y vienen a decir que el tranvía es viable y los ciudadanos se merecen este tranvía". La titular de Fomento ha evitado entrar en reproches "porque no es útil para los ciudadanos decir que el tranvía podía estar funcionando desde hace más dos años como un servicio publico". Sin entrar en una guerra de cifras con el Ayuntamiento, la consejera ha dado total credibilidad al  informe del FGC que ha dejado claro que este sistema de transporte es "asumible, equiparable y que es homologable a cualquier otro tranvía que esté funcionando en nuestro territorio", y ha apuntado además que se puede hacer "a un coste asumible por parte del Ayuntamiento y a un precio asumible para los ciudadanos". "Lo que hay que hacer, en mi opinión, es ponerlo ya en marcha", ha sentenciado la Consejera de Fomento. AMPLIAR PLAZOS DE PAGO En cuanto a la propuesta del alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya (PP),  a la Junta de Andalucía para ampliar el plazo de pago de los vagones del tranvía hasta los 40 años con cinco de cadencia, que en la actualidad está fijado en 17 años para acabar pagando 30 millones de euros, Elena Cortés se ha mostrado abierta al diálogo; "nosotros, ha asegurado, siempre hemos tendido la mano para cualquier Ayuntamiento". A pesar de revelar una actitud conciliadora, ha recordado que su Consejería ha ido más allá de lo que recogía el convenio suscrito entre ambas administraciones como asumir los desperfectos por no ponerlo en funcionamiento. También se ha referido al próximo plan de movilidad sostenible que está elaborando su departamento, "un plan que tiene como objeto ver cómo alimentamos el transporte público en el área metropolitana de Jaén. Pero lo fundamental es ponerlo a funcionar", ha manifestado momentos antes de participar en Jaén en un acto en el que ha hecho entrega a 49 familias de los proyectos para rehabilitar sus viviendas. En este mismo acto ha participado también el alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, con quien ha departido unos minutos en un tono distendido. "SOCIALISTAS Y COMUNISTAS..." Por su parte, el regidor jiennense se ha mostrado bastante enojado por las últimas informaciones que desmienten sus argumentos para no poner en marcha el tranvía. Ha lanzado un duro ataque contra la oposición, ha acusado a "socialistas y a comunistas de filtrar un informe sesgado y tendencioso, a la Junta de Andalucía de engañar a los jiennenses" y, por último, ha pedido que por "dignidad y honestidad política" que alguien del PSOE y de IU debería dimitir, según él, "por faltar a la verdad". Se ha referido también a la situación de quiebra del Consistorio como un argumento más para no poner en marcha del tranvía. El regidor jiennense no se ha salido ni un ápice de su línea argumental de estos días y ha vuelto a defender que el Ayuntamiento, con la "ruina" que tiene, no puede hacer frente a los costes de su puesta en marcha. Unos costes que, en su opinión, oscilan entre cinco y seis millones de euros. Pero en ningún caso, el alcalde alude a los posibles ingresos, fundamentalmente por la demanda y en menor medida por el aprovechamiento publicitario. LA SOSPECHA DE HABER MENTIDO Mientras tanto, desde el PSOE se exige a Fernández de Moya, que “si no tiene nada que ocultar”, ponga a disposición de la opinión pública “cuanto antes” el estudio completo de Ferrocarriles de Cataluña (FGC) que demuestra la viabilidad del tranvía. La concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Matilde Cruz, dice que hasta que no se conozca el informe completo de la entidad que en enero de 2013 utilizó verbalmente para justificar que el transporte no era factible, Fernández de Moya “no podrá quitarse de encima la sospecha de que ha mentido a la opinión pública evitando que el tranvía funcionase cuando era viable”. El PSOE recuerda que ya en abril de 2013 se pidió por escrito al alcalde el informe de FGC un documento que, a día de hoy, “el  PP sigue sin soltar y, con la que está cayendo, no entendemos por qué, si tan seguro está de que allí está escrito que el tranvía no es viable y cuesta lo que dicen”. La dirigente socialista acusa al regidor de realizar "una política de obstrucción a la labor de la oposición no entregando documentos vitales para entender decisiones como la de parar el tranvía".   UN INFORME INTERESADO Asimismo, cree que “salirse por la tangente” exhibiendo otros informes como el de Autobuses Castillo, la concesionaria del transporte urbano cuyo contrato blindó el PP por 30 años y que ofrece “el peor servicio de que jamás ha tenido la ciudad”, “no demuestra nada”. La concejal socialista ha recordado que Castillo se posicionó del lado del PP en las últimas elecciones municipales "porque perdía negocio con el tranvía, por tanto, aquello que pueda decir una empresa que llevó a los tribunales al tranvía al tiempo que sus responsables brindaban con el alcalde el día que ganó las elecciones porque se aseguraban que el tren no funcionaría no tiene legitimidad”. Muy al contrario, Cruz dice que “todo lo que no sea mostrar el informe de Ferrocarriles sobre el que basó su decisión de parar el tranvía hace un flaco favor a De Moya”, sentencia.