El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dado la razón tras 11 años de pleito a Resurrección Galera, la profesora de religión que fue despedida por casarse con un divorciado. Y lo hace condenando a la Iglesia católica, a la Junta de Andalucía y al Ministerio de Educación por atentar contra derechos fundamentales. La nueva sentencia llega después de que el Tribunal Constitucional obligara al TSJA a rectificar en toda regla su sentencia de abril de 2002, en la que daba la razón a los obispos.

El obispado anuncia que no readmitirá a la docente
La sentencia de ahora rechaza un recurso de súplica del episcopado y obliga a los condenados a readmitir inmediatamente a Resurrección Galera  en las mismas condiciones que tenía con anterioridad al despido y con abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta que la readmisión tenga lugar. El fallo ya es firme, pero el obispado ha anunciado que no readmitirá a la docente.

El episcopado cooperador
El TSJA no cuantifica la cifra que percibirá por el despido nulo, pero podría superar los 200.000 euros. Deberá pagarlos el ministerio como auténtico empleador, no la diócesis de Almería, pese a que el tribunal tacha al episcopado de cooperador necesario de aquella conducta.