El PSOE malagueño ha puesto en marcha una campaña destinada a poner en evidencia lo que califican como "timo" de la Diputación provincial regida por el PP. Según los socialistas  la subvención anunciada "a bombo y platillo" por el PP en la Diputación de Málaga es falsa porque saca fuera de esas supuestas ayudas a la mayoría de la población, en torno a un 82 por ciento calculan. Esta campaña consistirá en explicar pueblo a pueblo la supuesta falsedad de las ayudas comprometidas.

Un 'timo' que conocerán todos los malagueños
Los socialistas malagueños, tras presentar la campaña en Málaga se "han lanzado" literalmente a hacerla pública en los municipios de la provincia. Según fuentes socialistas de la calle Fernán Nuñez van a "patearse calle por calle y pueblo por pueblo"  ante la gravedad de lo que consideran un "timo en toda regla".

Un 82 por ciento de las viviendas queda fuera de las subvenciones
Según el PSOE el 82 por ciento de las viviendas de la provincia se queda fuera de la subvención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) anunciada por el PP en la Diputación de Málaga. Es la denuncia efectuada hoy por el grupo socialista en la institución a través de una campaña que demuestra que la medida presentada a bombo y platillo por el presidente del ente supramunicipal, Elías Bendodo, en el pasado debate sobre el estado de la provincia “es un timo”.



'Para el PP, no todos somos iguales'
Con el lema 'Para el PP, no todos somos iguales', los socialistas han puesto de relieve que del total de viviendas en la provincia de Málaga -768.319- el 82,67% (635.184 ) quedan excluidas de esta subvención. El 53,05% (407.583) quedan fuera porque se encuentran en municipios que no pertenecen al Patronato de Recaudación (Málaga, Alhaurín el Grande, Benalmádena, Fuengirola y Mijas).

Otras exclusiones
Otro 14,29% de las viviendas (109.769), están excluidas por tener un valor catastral superior a 100.000 euros, uno de los requisitos fijados para poder acceder a esta ayuda. Y otro 15,32% de viviendas (117.832), se quedan al margen de esta subvención del IBI porque, aunque cumplen el criterio del valor catastral (es menor de 100.000 euros), no tienen domiciliados los recibos de pago. Los socialistas han extraídos estos datos del propio Patronato de Recaudación y de la Dirección General del Catastro.



Por municipios
Las cifras en buena parte de los municipios de la provincia son muy significativas. Por no pertenecer al organismo provincial de recaudación, el 100% de las viviendas de Málaga capital, Alhaurín el Grande, Benalmádena, Fuengirola y Mijas se quedan fuera. Por tener un valor catastral superior a 100.000 euros, el 75,64% de las viviendas del municipio de Estepona quedan excluídas, el 58,9 de las casas de Marbella, el 49,63% de las de Alhaurín de la Torre, el 60,5% de las de Casares, el 56% de las de Vélez-Málaga o el 51% de las de Ojén. Y por no domiciliación de los recibos del IBI, no se benefician el 61,66% de las viviendas en el municipio de Benamocarra, más del 57% en Cártama, más del 80% en El Borge, más del 76% de Villanueva de la Concepción, más del 51% de las casas de Torremolinos o más del 64% de las de Iznate.



Conejo: “Generan discriminación y desigualdad”
Con todo, el portavoz socialista en la Diputación de Málaga, Francisco Conejo, ha criticado la “injusticia” de los criterios que ha establecido el equipo de gobierno del PP. “Generan discriminación y desigualdad”, ha dicho. Así, ha explicado que el criterio del valor catastral “no garantiza la igualdad, porque allí donde se han hecho revisiones catastrales en los últimos años como Estepona, Ojén, Casares o Marbella se registran valores más altos”. “Pero el valor catastral de tu vivienda puede ser superior a 100.00 euros y tú estar parado o ser pensionista. No es justo”, ha añadido.

Domiciliación injusta
Asimismo, ha considerado que el criterio de domiciliación es también injusto porque los que habitualmente no domicilian el pago del recibo -personas mayores y vecinos con pocos ingresos- “son precisamente los que más necesitan esta subvención”. Por todo ello, Conejo ha calificado la propuesta de Bendodo como “una estafa, un engaño”. “Para el PP, no todos somos iguales: un total de 635.184 propietarios malagueños quedan discriminados. Es el timo del IBI”, ha sentenciado.

Un campaña con rostro humano
Los socialistas han querido poner rostro humano a su campaña y han tomado como ejemplo algunos de esos propietarios discriminados. En uno de los folletos que se repartirán por la provincia y se distribuirán por las redes sociales, se puede ver a María Antonia, desempleada del pequeño municipio de Almáchar en la Axarquía y madre de dos hijos, que no se beneficia de la subvención porque no tiene domiciliado los recibos. “Como yo, el 51% de los propietarios de mi pueblo (446 viviendas) quedará excluido”, asegura.



Personales reales y afectados
Junto a ella, Juan, jubilado de Campanillas en Málaga capital, que no se puede beneficiar de la subvención porque el valor catastral de su casa es superior a 100.00 euros y el ayuntamiento de la capital no forma parte del Patronato de Recaudación. “Como yo, 407.583 propietarios de casas en Málaga, Alhaurín el Grande, Benalmádena, Fuengirola y Mijas estamos excluidos”, asegura en uno de los folletos de la campaña. En la misma circunstancia se encuentran Juan Antonio y Yasmín, pareja de la capital. Juan Antonio es propietario de un piso hipotecado de 85 metros cuadrados en Teatinos y mileurista, pero tampoco se beneficiará.

Otro de los casos es el de Juana, ama de casa de Estepona con su marido en paro, que tampoco se beneficia porque el valor catastral de su vivienda supera los 100.000 euros. “Como yo el 75% de los propietarios de viviendas -21.997 esteponeros- quedaremos excluidos”, lamenta.