El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, ha dicho hoy, sobre el relevo en el PP andaluz, que da la sensación de que el expresidente de esta formación Javier Arenas ha "desenterrado el hacha de guerra" y está dispuesto "a morir matando".

El dirigente socialista ha hecho estas manifestaciones, en conferencia de prensa, al ser preguntado sobre la Junta Directiva del PP andaluz en la que se convocará el congreso extraordinario para elegir al nuevo líder del partido.

"Dispuesto a morir matando"
"Da la sensación de que el ausente ha desenterrado el hacha de guerra y está dispuesto a morir matando", ha enfatizado Jiménez, que ha aludido también al papel de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para señalar que el relevo se está haciendo "en diferido y simulado".

"Cada día es más patente la falta de liderazgo"
El dirigente socialista ha acusado al PP-A de ser un "factor de inestabilidad" en la política andaluza, al tener "paralizada" muchas de las medidas que debían ponerse en marcha, por la "cada día más patente falta de liderazgo".

"Sopas con honda"
Sobre la intervención de la secretaria general del PP, que está previsto que hoy almuerce con el todavía presidente regional del partido, Juan ignacio Zoido, y los secretarios provinciales, ha comentado en tono irónico que van a terminar comiendo "sopas con honda" y que seguramente será "un menú sin cuchillos" porque "no está la cosa para que haya cuchillos de trinchar".

Relevo en diferido y simulado"
Ha insistido en que se trata de un relevo "en diferido y simulado, como todo lo que toca la señora Cospedal: el salario de Bárcenas, el de su marido... y en este caso se ha simulado ya varias veces que se había hecho el relevo", ha apostillado.