Con la incógnita, de gran relevancia tanto orgánica como electoral, de qué ocurrirá con los cuatro exconsejeros 'preimputados' por la juez de los ERE, el PSOE-A cerrará esta semana el proceso de elaboración de sus candidaturas al Parlamento andaluz con motivo de las elecciones autonómicas del 22 de marzo y que serán aprobadas de manera definitiva el jueves 12 por el Comité Director del partido, máximo órgano entre congresos. En las últimas semanas la dirección socialista ha estado sopesando pros y contras de la virtual inclusión de Francisco Vallejo, Antonio Ávila, Carmen Martínez Aguayo y Manuel Recio, todos ellos miembros de la Diputación Permanente del Parlamento andaluz, lo que significa que mantienen su aforamiento ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y quedan, por tanto y de momento, fuera del alcance procesal de la instructora Mercedes Alaya. EL FACTOR ALAYA Si no son incluidos en la candidatura al Parlamento perderán su aforamiento y Alaya podrá en cualquier momento, incluso en campaña electoral, llamarlos a declarar y, previsiblemente, dictar la inmovilización y el embargo de sus bienes, como ha hecho con otros imputados. El ruido político y mediático estaría garantizado. Su exclusión de las listas electorales sería un problema personal para los exconsejeros, pero también podría serlo político para el PSOE si, como ha ocurrido en otras ocasiones, Alaya los cita en el juzgado y dicta medidas cautelares. Pero su inclusión en el cartel del 22-M no es menos problemática, sino seguramente más, para las expectativas electorales del partido. La estrategia de la presidenta andaluza, Susana Díaz, de distanciarse del pasado de los ERE se vería seriamente corregida o incluso neutralizada con una inclusión en las listas que sería interpretada como un movimiento para blindar a los cuatro exconsejeros frente a Alaya y echar tierra sobre el pasado. En cualquier caso, si cualquier de ellos resultara imputado tendría que abandonar el escaño, según se ha comprometido la presidenta Díaz. CAMPAÑAS Y SUTILEZAS Ciertamente, ninguno de los cuatro está imputado y es muy probable que no lleguen a estarlo nunca, pero las campañas electorales no se caracterizan precisamente por atender a sutilezas procesales, de manera que la presencia de los candidatos sería, como mínimo, un severo contratiempo para las aspiraciones socialistas. Una vez que en los últimos días se han desarrollado las asambleas de las agrupaciones locales para proponer nombres, este lunes y martes, las comisiones ejecutivas provinciales del partido harán las propuestas de candidaturas, y, con posterioridad, la Comisión Regional de Listas emitirá, el día 12, un dictamen sobre las mismas. Las candidaturas serán definitivamente aprobadas por el Comité Director ese mismo jueves por la tarde. El PSOE-A prevé mantener a más de la mitad de sus cabezas de lista, respecto a los comicios de 2012, mientras que se producirán cambios en Sevilla, Cádiz y Córdoba. NOMBRES SEGUROS Diversas fuentes socialistas consultadas por Europa Press, han apuntado que se da por cerrado que repetirán los cabezas de lista de Almería, el secretario provincial, José Sánchez Teruel; de Huelva, el portavoz en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, y de Jaén, la presidenta del PSOE y del PSOE-A, Micaela Navarro. Mientras, en Málaga podría volver a repetir el actual consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso. Todo apunta también a que podría repetir como número uno por Granada, la secretaria provincial del partido, Teresa Jiménez, aunque también suena el nombre de la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, para ese puesto o el tercero. Asimismo, ya está confirmado el cambio en Sevilla, ya que la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, encabezará la lista, en sustitución del expresidente José Antonio Griñán. Como se recordará, Díaz ocupó el segundo puesto en la candidatura en los comicios autonómicos de 2012. La secretaría general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, que también irá en la candidatura, confirmó hace unos días que Susana Díaz encabezaría la lista por la provincia en las elecciones del 22 de marzo. NOMBRES DUDOSOS En cuanto a la candidatura por Cádiz, todas las fuentes consultadas por Europa Press dan por hecho que será encabezada por el actual vicepresidente de la Junta y consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, que sustituirá en ese puesto a Luis Pizarro, que fue el cabeza de lista en 2012. Se desconoce si Pizarro, un histórico del partido en Cádiz y muy querido por la militancia, será candidato.También se da por prácticamente segura la incorporación en la lista del secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, que actualmente es senador, como número tres, ya que el puesto dos tiene que ser ocupado por una mujer, por la norma de 'listas cremallera'. El cabeza de lista por Córdoba también cambiará, porque en las elecciones de 2012 el puesto fue ocupado por Araceli Carrillo, que falleció hace dos años. El secretario provincial, Juan Pablo Durán, podría ocupar ese puesto en la candidatura, cuya número dos en la lista podría ser la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano. Otra consejera que podría entrar en el Parlamento de la X legislatura es la de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, al ocupar el tercer puesto en la candidatura por Jaén.