El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha tildado hoy de "indecencia política" que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, acusara al expresidente Felipe González de tener "el pasado manchado de cal", en alusión a los GAL, y ha interpretado que quiere "volar los puentes" con el PSOE.

No fue un "calentón"
El portavoz socialista ha hecho estas manifestaciones, en declaraciones a los periodistas, al ser preguntado si es una condición imprescindible para el PSOE que el líder de Podemos pida disculpas por ese comentario. "Lo que dijo Iglesias no fue un calentón, sino una estrategia premeditada para reventar el entendimiento que están pidiendo millones de ciudadanos en este momento", ha sostenido Jiménez, que ha agregado: "Es una lástima, una auténtica decepción para millones de españoles que están esperando un gobierno de cambio".

Romper el sistema
Según el portavoz socialista, esas declaraciones ponen en evidencia la actitud de Podemos, que "parece que viene a hacer una voladura del sistema, más que a hacer posible que el sistema funcione". En su opinión, lo "razonable" en un partido que se dice de izquierdas es que "estuviera sentado a la mesa con actitud de diálogo para hacer posible un gobierno de cambio en España".

Volar los puentes
"Pero con esas declaraciones frías y premeditadas quedó de manifiesto la voluntad de este líder político de volar los puentes con el PSOE", ha proseguido el dirigente socialista andaluz, que ha recalcado que Iglesias "ofendió, en un gesto de indecencia política, a millones de votantes del PSOE, a miles de militantes y, evidentemente, también a Felipe González". "Frente a esa actitud irresponsable ha habido otras manifestaciones", ha destacado Jiménez, en referencia a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que "acaba de dejar en el pozo de la radicalidad más absoluta a Pablo Iglesias porque acaba de pedir que se respalde un gobierno de cambio que presida (Pedro) Sánchez".

Andalucía, un laboratorio de Podemos
El portavoz socialista ha asegurado que la actitud del líder de Podemos no es "ninguna sorpresa" en Andalucía, donde "hemos vivido -ha recalcado- esa pinza y conjunción de intereses inexplicable entre Podemos y el PP". "En muchas cosas, Andalucía está siendo un laboratorio que se ha anticipado a lo que está ocurriendo en la política nacional", ha sentenciado.