Los socialistas andaluces no quieren que su partido pague los platos rotos de un virtual fracaso para la formación de un Gobierno de izquierdas en España. La dureza del tono empleado ayer por el secretario general, Pedro Sánchez, contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en respuesta a los reproches de este al acuerdo del PSOE con Ciudadanos para la Mesa del Congreso tuvo también ayer su correlato en las palabras del número dos del PSOE andaluz. Para Juan Cornejo, Podemos, al poner sobre la mesa como prioridad el referéndum sobre la autodeterminación en Cataluña, sería el "principal culpable" de que en este país no hubiera un Ejecutivo del cambio y progresista, porque el PSOE no va a aceptarlo, y se mostró convencido de que el partido de Pablo Iglesias está pensando en la "repetición de las elecciones". Así se pronunciaba en rueda de prensa el secretario de Organización del PSOE-A, quien ha volvió a dejar claro que, en este momento, es al PP, como partido más votado, al que le corresponde intentar formar gobierno y, en el caso de que fracasara, el PSOE estaría dispuesto a conformar un ejecutivo progresista, de cambio, social y de regeneración. SIN MATICES: NO AL PP También repitió Cornejo que el PSOE no va a apoyar ni hacer posible, en ningún caso, un nuevo Ejecutivo del PP. No obstante, en la calle San Vicente no desconocen la presión que importantes actores nacionales e internacionales ya ejercen y van a seguir ejerciendo sobre su partido para que facilite la gobernabilidad del país dando su aquiescencia a un Ejecutivo liderado o al menos participado por el PP. Cornejo, que también puso en valor el acuerdo que PSOE y Ciudadanos han alcanzado sobre la conformación de la Mesa del Congreso de los Diputados, se quejó de que Pablo Iglesias diga que no se fía del PSOE: "Si el no se fía del PSOE, de quien no nos fiamos nosotros es de él", dijo el dirigente socialista, que se apresuró a recalcar que Iglesias tardó dos horas tras el cierre de las urnas el pasado 20 de diciembre en sacar su prioridad ante toda la ciudadanía y que no era otra "que el derecho a la autodeterminación y la independencia de Cataluña", algo que ocultó durante la campaña electoral, dijo. "No parece que él sea el más indicado para hablar de fiar", explicó Juan Cornejo, que reiteró que el PSOE no va a aceptar esa "línea roja" que Podemos ha puesto sobre la mesa. "En caso de que Mariano Rajoy no consiga formar gobierno previamente, si luego no hay un gobierno progresista, de centroizquierda, del cambio y de regeneración en este país, el principal culpable sería Podemos", ha señalado. SIN MATICES: NO A LOS SEPARATISTAS Preguntado sobre si el PSOE-A apoyaría el diálogo de la dirección nacional con los nacionalistas catalanes, Juan Cornejo ha señalado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha "descartado conversaciones, cuando toquen, con ninguna fuerza nacionalista o independentista". "Queda excluida de toda posibilidad dialogar para conseguir el apoyo de fuerzas independentistas", según ha apuntado. Ese planteamiento de los andaluces parece chocar con la decisión de ayer del Grupo Socialista en el Senado de ceder provisionalmente dos de sus diputados a los independentistas catalanes de ERC y la antigua Convergencia para que dieran formar grupos parlamentarios propios en la Cámara Alta. En algunos miedos se ha apuntado que esa decisión de Ferraz molestó a la dirección del PSOE andaluz, que no habría sido consultado. ALGUIEN SUJETA A TERESA RODRÍGUEZ No obstante, para Cornejo, Podemos debería de dejar de poner sobre la mesa como prioridad la autodeterminación de Cataluña, porque pueden salir en otras comunidades reclamando lo mismo. "Estoy convencido de que si le dan un poquito de vuelo a la portavoz de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, está pidiendo la autodeterminación de esta comunidad, lo que pasa es que alguien la estará sujetando", ha señalado. Por lo demás, para el dirigente del PSOE-A la actual aritmética es muy complicada en el nuevo Congreso de los Diputados y los escenarios que podrían hacer posible un gobierno de cambio y progresista en este país son variados: "unión del PSOE con Ciudadanos y abstención del resto de formaciones; un acuerdo con Podemos, o una abstención del PP". Sánchez, recalcó, ya ha dicho que va a explorar "a la derecha y a la izquierda, esto es, Ciudadanos y Podemos", respectivamente.