Parece que para los socialistas andaluces la paciencia con la juez Alaya se ha acabado. Es como si hubiera traspasado ya la línea roja que rompe el silencio o la moderación del PSOE-A con respecto a esta causa y su peculiar instrucción llena de casualidades. Casualidades siempre en contra de los socialistas o de la Junta de Andalucía.

Burla al Tribunal Supremo
La reacción de la dirección regional por boca de su Vicesecretario general, Mario Jiménez, ha sido durísima. Jiménez ha hablado de difusión "calculada" en el tiempo y de "sincronización" de los hechos así como ha tildado el procedimiento como burla al Tribunal Supremo. Al mismo tiempo ha sido pétreo a la hora de defender la honorabilidad de los imputados en especial de José Antonio Griñán y Manuel Chaves, criticando que la juez ha hecho caer sobre ellos los efectos negativos de una imputación éterea.

Nuevas coincidencias
El vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, ha mostrado la preocupación del partido ante una nueva coincidencia entre los hitos políticos, institucionales y de la formación socialista, en la comunidad y las actuaciones de la instrucción judicial sobre las presuntas irregularidades en expedientes de regulación de empleo, tras la difusión del último auto del juzgado de Instrucción número 6 “el mismo día, a la misma hora y en el minuto exacto” en que se producía la toma de posesión del nuevo Gobierno autonómico. Ha dejado claro que los y las socialistas “no aceptamos la politización de la justicia pero tampoco la judicialización de la política”.

"No existen las casualidades"
“Hoy más que nunca podemos afirmar que no existen las casualidades”, ha asegurado Mario Jiménez, para quien la difusión e interpretación del auto de la juez Alaya justo en la toma de posesión del Gobierno de Susana Díaz supone “una nueva alteración en el normal desarrollo de la vida democrática de Andalucía”. Ha subrayado que en el PSOE andaluz “respetamos el procedimiento judicial y el trabajo de los tribunales siempre, pero no esta forma de actuar de la instrucción”.

Defensa de Griñán y Chaves
El dirigente regional ha asegurado que en el PSOE andaluz “reafirmamos nuestra plena confianza en todas las personas que de manera injustificada están siendo señaladas”, personalizando en los ex presidentes Pepe Griñán y Manuel Chaves, “dos servidores públicos que han trabajado por la sociedad andaluza defendiendo siempre el interés general”. Ha considerado, en coincidencia con personas e instituciones judiciales de relevancia en el mundo judicial, que el último auto de la instrucción “es indescifrable desde el punto de vista procesal y genera serias dudas”, toda vez que “no imputa a nadie” por falta de pruebas.

“Estas personas no están imputadas”, ha insistido el vicesecretario general del PSOE andaluz, y ha alertado de que estaríamos ante “una burla al Tribunal Supremo”, al que deben derivarse las causas con aforados implicados y al que, “si existiera algún motivo, cosa que no ocurre, se estaría hurtando su competencia” en este caso.

¿Por qué no se eleva la causa al Supremo?
“Nos preguntamos por qué no se eleva la causa al Supremo, y nos respondemos: porque no hay nada que sustente esa elevación. No hay nada contra las personas nombradas en el auto”, ha reiterado, quien y ha incidido en que “no modifica en absoluto la situación de estas personas en este procedimiento, aunque sí les perjudica en su reputación ante los ojos de la ciudadanía”.

Burda manipulación política del PP
Para el vicesecretario regional socialista, en el PSOE andaluz “sabemos que cuando se haga justicia quedará en evidencia el error de base en la instrucción y en su interpretación política”, así como “la burda manipulación, las mentiras y las calumnias del Partido Popular, que tanto daño hacen a Andalucía”.

"Zoido miente y lo sabe": "Es un mal político, un mal juez y una mala persona"
Se ha referido al presidente regional del PP, Juan Ignacio Zoido, para advertir de que “miente y lo sabe”, porque es juez y, siendo consciente de la inconsistencia del último auto, no ha desaprovechado la oportunidad de atacar a personas honradas y honestas, al PSOE y a Andalucía en su Gobierno”. Ha subrayado que Zoido miente porque “es un mal político y necesita la mentira para hacer política”. También miente “porque es mal juez y no le preocupa comprometer su prestigio profesional al servicio de sus interese partidistas” y, además, “porque es mala persona” y actúa para “causar daño, por revancha y para minar el crédito de personas honradas y que su partido tenga alguna oportunidad política”.

En cualquier caso, ha recalcado que “si hay algo de lo que estamos convencidos los y las socialistas es del total compromiso de Pepe Griñán y Manuel Chaves con la verdad, la transparencia y la sociedad andaluza”.