El "USS Donald Cook", el primero de los cuatro destructores del escudo antimisiles de la OTAN que se instalarán en la Base Naval de Rota, en Cádiz, ha llegado minutos antes de las 12:00 horas de hoy a su nuevo hogar, con sus 338 tripulantes.

Autoridades que lo han recibido
El secretario de la Armada de EEUU, Ray Mabus, el embajador estadounidense, James Costos, y el jefe del Estado Mayor de la Armada española, Jaime Muñoz-Delgado, participan en la ceremonia de bienvenida que recibe el barco, que partió de la base naval estadounidense de Norfolk (Virginia) el pasado 31 de enero y que ha arribado engalanado con banderas y con sus tripulantes en la cubierta.

Otros tres más
Tras este destructor, el próximo verano está prevista la llegada del "USS Ross" y durante el 2015 también del USS Porter y del USS Carney, todos ellos de la clase Arleigh Burke y preparados para distintas misiones, entre ellas con capacidad para destruir aviones enemigos, misiles, submarinos u otros barcos.

Se duplicará la población estadounidense
Con los cuatro destructores llegarán a la Base Naval de Rota, de uso conjunto hispano-norteamericana desde hace 60 años, un total 1.200 marinos, acompañados de 1.500 familiares, lo que hará que se duplique la población de estadounidenses de este estratégico enclave y se sitúe en unas 6.000 personas.