La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha avanzado hoy que los presupuestos de Andalucía para 2014 serán "necesariamente austeros" aunque "blindarán" las políticas sociales y eludirán "cualquier atisbo" de desmantelamiento o privatización de los servicios públicos.

Sin renunciar a la defensa de los interés de Andalucía
En su comparecencia ante la comisión parlamentaria de Hacienda para exponer las líneas que desarrollará su departamento hasta el final de la legislatura, Montero ha asegurado que Andalucía avanzará en la "progresividad" fiscal y la creación de nuevas figuras tributarias, si bien manteniendo la "máxima cautela" con cualquier decisión que implique una subida de los tributos. Tras señalar que su departamento "dará continuidad" a las políticas iniciadas por su antecesora en esta legislatura, la nueva consejera ha mostrado su determinación "para asegurar un espacio leal y constructivo" entre el Gobierno central y la Junta, aunque sin renunciar a la defensa de los intereses de Andalucía.

Empleados públicos
Sobre los empleados públicos, ha dicho que son el "alma" de la prestación de los servicios públicos y, tras asegurar que es consciente del "malestar" de este colectivo por las reducciones salariales y por decisiones organizativas "probablemente, no suficientemente explicadas", se ha comprometido a impulsar el diálogo.