El presidente del Parlamento de Andalucía, Manuel Gracia, ha rememorado hoy el espíritu del 28F de 1980 para pedir a los partidos políticos andaluces unidad para alcanzar un acuerdo que permita salir de la crisis económica. En su discurso pronunciado en el Pleno Institucional de la Cámara con motivo del día de Andalucía, Gracia ha asegurado que "al igual que fuimos capaces de unirnos para alcanzar nuestra autonomía plena en medio de la dificultad, hoy debemos ser capaces de articular de nuevo un Gran Pacto por Andalucía, porque sólo desde la unidad en lo esencial, contando con la implicación de las organizaciones de la sociedad civil y la complicidad de los medios de comunicación podremos salir adelante".

"Sin destruir lo que ha costado conseguir a tantas generaciones"
Gracia ha mantenido que "la salida a la crisis se consiga con el acuerdo de todos" y "sin destruir lo que ha costado conseguir a tantas generaciones" en referencia al "mantenimiento de las conquistas sociales en servicios básicos como Sanidad, Educación o Atención a las clases más desprotegidas". Por ello el presidente de la Cámara andaluza ha defendido que "a las medidas de austeridad se añadan políticas dirigidas a impulsar la actividad económica en sectores fundamentales como la educación y la formación para la innovación, o el apoyo a iniciativas generadoras de empleo".

"Estamos obligados a retomar la confianza de los ciudadanos"
Por otro lado, Manuel Gracia ha asegurado que "desde este Parlamento, estamos obligados a retomar la confianza de los ciudadanos en las instituciones autonómicas que conquistamos aquel 28F para disponer de la capacidad de resolver nuestros desafíos porque vivimos tiempos excepcionalmente complejos y difíciles que exigen respuestas y acciones inmediatas para la recuperación de la confianza de los ciudadanos y de la economía. Ante el malestar social y la insatisfacción de la ciudadanía con la acción política sólo cabe un tratamiento: más democracia, y mejor democracia".

Impulsando medidas de transparencia y participación
En este sentido, Gracia ha recordado que desde el inicio de la legislatura se están impulsando en el Parlamento medidas de transparencia y participación lo que ha definido como estrategia de Parlamento Abierto y ha puesto de ejemplo el llamado Escaño 110, aunque Gracia ha asegurado que "son necesarias más medidas en esta dirección" y ha propuesto 4 de ellas a las fuerzas políticas andaluzas:

- La posibilidad de que los ciudadanos puedan presentar sus propias enmiendas y propuestas a los proyectos legislativos que se estén tramitando en esta cámara.

- Una nueva regulación para garantizar la apreciación de la idoneidad de las personas propuestas en las comparecencias de los cargos de extracción parlamentaria.

- Que el Reglamento contemple mecanismos para la exigencia de responsabilidad cuando se produzca el incumplimiento de los deberes de los Diputados y Diputadas.

- Que se regule el acceso público a la actividad de los Diputados y Diputadas, a sus iniciativas, a sus intervenciones, singularizando más su trabajo, de forma que nos permita estudiar mecanismos de rendición de cuentas ante la ciudadanía.

La ciudadanía "nos obliga a cambiar"
Gracia ha justificado la presentación de estas propuestas "porque hoy todo indica que amplios sectores de la ciudadanía no se sienten plenamente representados por nosotros, y eso nos obliga a cambiar lo que sea preciso para alcanzar esa representación plena".

Recomienda a los diputados a "ser más sensibles y permeables"
El presidente de la Cámara ha recomendado a los diputados "ser más sensibles y más permeables a las preocupaciones e inquietudes de la ciudadanía, anteponiendo sus intereses generales a nuestros intereses personales o partidarios; debemos ser ejemplares en nuestra tarea, porque la dignidad del puesto que nos dieron los electores no puede ser confundida con la distancia y el desdén ni con los privilegios; y debemos ser siempre respetuosos en la discrepancia: todo ello, también contribuirá a dignificar la vida política".

Defensa del Estatuto de Autonomía
Por otra parte, Manuel Gracia ha defendido el Estatuto de Autonomía porque "en estos tiempos turbulentos es la base firme, compartida por todos, sobre la que podemos defender con firmeza y serenidad nuestros derechos, que son los derechos de las mujeres y los hombres de Andalucía".

Rememoración al espíritu del 28 de Febrero de 1980
Ha rememorado el espíritu del 28 de Febrero de 1980 donde "la consecución de la Autonomía Plena para Andalucía supuso el reconocimiento de los mismos derechos que a las demás regiones" para concluir que "en estos momentos en los que han resurgido impulsos que cuestionan la vigencia de la Estructura Territorial de España desde posiciones insolidarias o recentralizadoras, debemos dar respuesta a la demanda de actualización de nuestro modelo territorial. Estoy convencido de que Andalucía puede y va a jugar de nuevo un papel integrador para conseguir la culminación del desarrollo del Título VIII de nuestra Constitución. Lo hemos de hacer manteniendo nuestros derechos conquistados y garantizando la solidaridad interterritorial".

"El pueblo andaluz nos está exigiendo unidad"
"En esa tarea debemos mantener la unidad de las fuerzas políticas y de la sociedad civil andaluza, más allá de legítimas discrepancias, porque lo que nos jugamos es tanto como nuestro ser o no ser. Por eso, el pueblo andaluz nos está exigiendo unidad, y no perdonaría a quienes la rompieran por lealtades equivocadas", ha dicho Gracia.

Sin los ciudadanos de Andalucía "no somos nada"
Por último, el presidente del Parlamento se ha dirigido a los ciudadanos de Andalucía para recordarles que "éste es su Parlamento, que sin ellos no somos nada, que nos comprometemos a servirles, a serles útiles en la búsqueda de respuestas a sus inquietudes y necesidades, que no vamos a desviarnos del recto camino de hacer de la política la forma más digna de contribuir a hacer mejor la vida de la gente, y que vamos a estar a su altura". Por ello, "es necesario que se impliquen, que nos critiquen, que nos exijan, que reivindiquen, y también que nos alienten, es preciso que tomen ellos y ellas en sus manos, con los instrumentos que les proporciona el Estado de derecho, el timón, y que marquen el rumbo; porque, señorías, ellos son los únicos dueños de su futuro, y, si quieren, pueden cambiarlo", ha concluido Manuel Gracia.