El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha pedido durante su intervención en el Foro Cinco Días sacar del objetivo de consolidación fiscal todas aquellas políticas que ayuden a generar mayor competitividad, sea a medio o largo plazo. Griñán se ha mostrado convencido de que "sería conveniente priorizar o no contabilizar en la senda de consolidación fiscal todos los gastos de capitalización de una economía que repercutan directamente en la creación de I+D+i. Se trata de gastos públicos que siempre se traducen en una mayor competitividad a más largo plazo y suponen, a la vez, más ingresos públicos", por lo que ha demandado suprimir su cómputo en el déficit o dar un mayor plazo para su consolidación fiscal dado su carácter estratégico para remontar la coyuntura.

Incluye al sector de la construcción
En esta línea de prioridades el presidente también ha incluido el sector de la construcción en tanto que es, ha agregado, "capaz de generar competitividad y crecimiento en el corto plazo" y ha de crecer tras permanecer, por la crisis, en unos niveles bastante bajos.

"Un error de libro"
José Antonio Griñán ha afirmado que la "subordinación de la economía a la mera consolidación fiscal es un error de libro" porque "camina en la dirección contraria a la salida de la crisis. Menos dinero, más impuestos, menos inversión, menos rentas y menos consumo es igual al fracaso", ha sentenciado el presidente andaluz, para añadir que la receta "no recupera la economía y encima no logra cumplir el propio objetivo de la consolidación fiscal".

Contribuir a hacer de España un país más competitivo
"Nos estamos limitando –argumenta- a atusar los gastos como hace un jardinero con sus setos, sin tener en cuenta que no todas las partidas presupuestarias son iguales". Es por esto por lo que ha reclamado que aquellas que contribuyan a hacer de España un país más competitivo sean excluidas de cualquier medida de austeridad, en la confianza de que son claves para mejorar el presente y prosperar en el futuro.

"Necesitamos un objetivo de país"
"Vivimos un momento crítico, pero no hay que verlo ni con pesimismo ni derrotismo, sino como una oportunidad para sobreponernos a las circunstancias", ha dicho Griñán, que ha subrayado que "necesitamos un objetivo de país". Para hacerlo posible, ha apelado a la "necesidad de un gran pacto" que permita "recuperar la credibilidad política y la confianza en las instituciones democráticas" para, en unión a la sociedad, alcanzar un nuevo "proyecto de convivencia".

Cita a Ortega y Gasset
En este sentido, el presidente del Gobierno andaluz ha citado a Ortega y Gasset para sintetizar que "hace falta un proyecto sugestivo y de convivencia". "Somos -ha especificado- los poderes públicos los que debemos hacer reales y efectivos los derechos sociales, sin prescindir de la sociedad", para proseguir afirmando que "es la hora de los liderazgos compartidos, de poner la economía al servicio de la democracia, es el tiempo de la política y necesitamos restablecer la confianza de la ciudadanía".

Problema del desapego ciudadano por la política
Griñán ha puntualizado además que el problema del desapego ciudadano por la política procede "de la falta de política, de su subordinación a los intereses mercantilistas, de considerar que la política solo puede ser una y en función de ello se toman decisiones trascendentales sin contar con la gente, o de ceder soberanía, o de la pérdida de vigor del proyecto europeo y, en suma, del crecimiento de las desigualdades".

Las consecuencia de no saber afrontar la crisis se está ya apreciando
"Curanderos abundan, pero las soluciones hay que buscarlas entre todos; hay que cambiar el rumbo", ha alertado Griñán, para señalar que las consecuencias de no saber afrontar la crisis se están ya apreciando políticamente con los resultados cosechados por Berlusconi y Grillo en Italia, el ascenso de Amanecer Dorado en Grecia o de Verdaderos Finlandeses en este país del norte de Europa. "La economía sin política económica, reducida a contabilidad, no funciona y, si lo hace, provoca desórdenes políticos de tal magnitud que acaban arruinando la economía", ha reflexionado Griñán.

La solución para Griñán
El presidente andaluz ha insistido en que la solución pasa por regresar y perseverar en la política sin hacer "tabla rasa, es decir, sin destruir o alejarse de hechos y realidades que han supuesto históricamente un cambio en positivo para nuestro país". En este sentido, se ha referido a la globalización o mundialización, una realidad "de la que es innegable recluirse" y que ha deparado avances en transferencia de conocimiento, innovación y comercio. "Pero la globalización, tal como ha funcionado, ha generado desigualdades entre países y ciudadanos y eso habría que revisarlo y regularlo", ha apostillado Griñán.

Repecto a la UE
Con respecto a la Unión Europea, el líder del Ejecutivo regional ha instado a "reconstruir ese gran proyecto, de forma que la política fortalezca esa unión de verdad", pudiéndose desarrollar una política de unión monetaria "equitativa entre países, no como la que existe ahora". De lo contrario, ha afirmado Griñán, se seguirán creando "corrientes populares en contra de la UE, y permitir eso sería el mayor error que podríamos cometer".

Apuesta por la economía productiva frente a la especulativa
Otro de los pilares básicos para que España reconduzca su rumbo es la apuesta por la economía productiva frente a la especulativa, realidad "patrocinada en un gran acuerdo hace años en los Pactos de la Moncloa y después recogida en la Constitución", ha recordado el presidente andaluz. "La crisis no nos debe llevar a urgencias que deroguen lo importante porque así podemos estar alentando otro error", ha reflexionado Griñán en el Foro Cinco Días.

Igualdad de oportunidades otro de los principios básicos de la cohesión social
La igualdad de oportunidades es otro de los principios básicos para la cohesión social. La crisis lo ha quebrado, dando lugar a un "crecimiento brutal de las desigualdades", ha lamentado el presidente andaluz. Como dato, ha expuesto que "el 20% de las rentas más altas ha aumentado un 28% su diferencia con respecto al 20% de las rentas más bajas durante estos años de crisis", lo que le ha llevado a defender que "es imprescindible hacer una política económica que fortalezca la cohesión social y territorial de España".

Problema de ingresos y también de gastos
Griñán ha reconocido que el país tiene un problema de ingresos, pero también de gastos, y ha conminado a plantearse con mucho tacto dónde se producen los ajustes para no lesionar los derechos sociales ni la igualdad de oportunidades. En este sentido, ha afirmado que "congelar las pensiones por un problema de ingresos es una necedad. Sabíamos que el sistema tiene sus riesgos, que hay un envejecimiento progresivo de la población, pero tenemos instrumentos para analizar esa evolución del gasto en pensiones y no tener que tomar decisiones que afecten a la protección social solo porque estemos acuciados por un problema de ingresos".

Pacto por Andalucía
El presidente andaluz se ha referido también a su iniciativa del Pacto por Andalucía, que en esencia busca los mismos parabienes en la región que los que propugna para toda España. Así, ha resaltado que la misión a escala política de esa alianza ha de pasar por "llevar la transparencia, la eficiencia y la reforma de las administraciones públicas para cerrar el modelo autonómico".

Obtener desde el consenso
Y el objetivo de los poderes políticos, junto al resto de la ciudadanía, pasa por obtener desde el consenso, ha puntualizado Griñán, "un modelo de competitividad cualitativo alejado de las directrices del modelo impuesto por la reforma laboral, es decir, en diálogo entre todos para poder favorecer el crecimiento económico a través del talento, la innovación, la formación de los trabajadores...".

Anima a "extraer el potencial que tienen nuestros sectores tradicionales"
En línea con este argumento, el líder del Gobierno regional ha animado a "extraer el potencial que tienen nuestros sectores tradicionales", destacando en particular el agroalimentario, que "ha sabido innovar e internacionalizarse"; el sector del turismo, que ya tiene su Pacto por el Turismo suscrito; el de la cultura y también el de la construcción, "que no puede estar en niveles tan bajos como los que presenta ahora", ha remarcado Griñán.

Respecto a la construcción
Con respecto al sector de la construcción, el presidente andaluz ha recordado que hay en marcha programas específicos para reactivar el sector, pero ha reconocido que no es suficiente y que tampoco el contexto permite una apuesta inversora más decidida porque "mantener el gasto social paliando los recortes que nos llegan del Gobierno central nos ha limitado mucho nuestros recursos, entre ellos los que destinábamos a inversión en obra pública". Pese a todo, ha abogado por la recuperación de este potente sector, de forma que pase de algo más del 5% de población ocupada "al 8 o el 8,5%".