Contra lo que muchos pudieran pensar, el PP andaluz no se siente responsable de los recortes presupuestarios del Gobierno central en dependencia. Así lo ha explicitado esta semana la vicesecretaria Patricia del Pozo en una sorprendente rueda de prensa en la que ha arremetido contra las políticas sociales de la Junta precisamente en una materia de la que los socialistas vienen sintiéndose más orgullosos, pues no en vano repiten que Andalucía invierte en este momento “más de 1.131 millones de euros, una cantidad similar la que Rajoy destina a toda España”. El PP andaluz ha denunciado que han muerto en Andalucía un total de 7.781 personas entre 2013 y 2015 que solicitaron acogerse a la Ley de Dependencia y que fallecieron antes de ser valorados por el Plan Individual de Atención (PIA) o antes de llegar a percibir la prestaciones correspondientes por parte de la Junta. Así lo ha denunciado en rueda de prensa la vicesecretaria de Política Institucional, Estudios y Programas del PP-A, Patricia del Pozo, quien se ha preguntado si "nadie va a dimitir o se va a responsabilizar de estos hechos" y "cuántos andaluces más tienen que morir esperando a ser valorados o a recibir su prestación". La secretaria de Bienestar Social del PSOE de Andalucía, Isabel Armario, ha  replicado que Andalucía está financiando actualmente casi el 80 por ciento del sistema de atención a la dependencia, a pesar de que la ley marcaba un compromiso al 50 por ciento. Asimismo, ha incidido en la apuesta del Gobierno andaluz para "seguir avanzando en derechos" al incrementar en un 10 por ciento el presupuesto. QUE COMPAREZCA LA CONSEJERA En opinión de la dirigente popular, "la dejadez y falta de responsabilidad" en las políticas sociales del Gobierno de Susana Díaz "empieza a poner en riesgo" la vida de los andaluces. "Desde el PP no vamos a dejar de denunciar esta situación y si evitamos una sola muerte todo lo que hayamos hecho habrá merecido la pena", ha añadido. El PP va a pedir la comparecencia "inmediata" en el Parlamento de la consejera de Igualdad y Asuntos Sociales, María José Sánchez Rubio, para que dé explicaciones, ha apuntado también que en estos momentos hay 18.186 dependientes en "lista de espera" para ser valorados. Ha negado que el Gobierno de Rajoy haya realizado recortes en materia de dependencia y asegurado que la Junta ha recibido la parte que al Gobierno central le corresponde aportar en esta materia. Según ha destacado, Andalucía es la comunidad que más fondos ha recibido del Estado para dependencia, por lo que ha pedido a la Junta que no intente tapar su responsabilidad. Durante su intervención, Del Pozo ha denunciado también los recortes y la falta de ejecución presupuestaria del Gobierno andaluz en materia social. A fecha de 30 de junio del presente año, ha dicho que la Junta solo ha transferido a los ayuntamientos 1,8 millones de los 48 millones presupuestados para los programas de bienestar social. A esa misma fecha, según ha señalado la 'popular', el Servicio Andaluz de Salud (SAS) tiene 318 millones pendientes de pago a proveedores, a pesar de que entre 2012 y 2013 el Plan de Pago del Gobierno de la Nación permitió a la Junta pagar 775.000 facturas del SAS por importe de casi 3.000 millones. Del Pozo ha indicado también que la Junta le debe casi cuatro millones a las empresas de diálisis y hemodiálisis, más de cuatro millones a las entidades de transporte sanitario, más de 20 millones a las pequeñas empresas de prótesis e implantes y cinco millones a las asociaciones que atienden a niños con espina bífida. PSOE: EL PP HA PERDIDO EL PUDOR Por su parte, la secretaria de Bienestar Social del PSOE de Andalucía, Isabel Armario, ha lamentado que el PP-A "haya perdido todo el pudor y la sensibilidad que le quedaba". "En política no todo vale, al contrario de lo que pueda pensar el PP, en cuya desesperación por recuperar la confianza perdida de los andaluces no para de traspasar las líneas rojas de la decencia y la dignidad política e institucional", ha indicado tras las críticas sobre dependencia realizadas por los populares. "El Gobierno de Rajoy ha recortado a lo largo de la legislatura un 16,4 por ciento los presupuestos destinados a las personas en situación de dependencia, a las que vuelve a dar la espalda en los PGE para 2016", ha agregado. Así, Armario resalta que "en estos años hemos dejado de recibir 508 millones de euros del Gobierno central, una cantidad con la que se podrían haber creado alrededor de 16.000 empleos directos y haber incorporado a las personas actualmente en lista de espera". ANDALUCÍA, A LA CABEZA DE GASTO Para la socialista, "a pesar de los tijeretazos económicos, nuestra comunidad ha sostenido el sistema de atención de dependencia casi en solitario. Andalucía invierte en este momento más de 1.131 millones de euros, una cantidad similar la que Rajoy destina a toda España". "Aun así, y pese a la evidencia, el PP andaluz prefiere seguir enredándose en una gran mentira y atravesar todas las líneas rojas", ha lamentado la secretaria regional de Bienestar Social, quien le ha recomendado a la formación "pedir explicaciones sobre todos estos recortes en la Moncloa y Génova". Ha manifestado que "su propio presidente, el señor Moreno Bonilla, podría exponer con todo detalle cómo se ha desmantelado el sistema nacional de dependencia, recortando un 15 por ciento las prestaciones económicas para los cuidados en el entorno familiar, recortando la intensidad de horas de la ayuda a domicilio o suprimiendo el pago de la seguridad social a quienes ejercen las tareas de cuidado en la familia, fundamentalmente mujeres". "Es Rajoy quien ha retrasado la entrada de dependientes moderados al sistema hasta en dos ocasiones, desde enero de 2012, fecha en la que se deberían haber incorporado, hasta julio de 2015: una decisión injusta e insensible, que ha dejado a 450.000 personas fuera del sistema", ha añadido Armario, quien ha incidido en que "a pesar de este difícil panorama, el compromiso del Gobierno de Susana Díaz no se ha quebrado en ningún momento y así va a seguir siendo".