El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz (PP) ha evitado, con su mayoría absoluta, que se cree una comisión informativa para esclarecer la supuesta adjudicación irregular del concurso del alumbrado público como pedía la oposición. El portavoz del PSOE municipal, Francisco González, considera que el rechazo a esta propuesta, presentada por vía de urgencia, es una muestra de "falta de diálogo y de talante" de los populares y ha anunciado que si la investigación, que se encuentra en fase de instrucción, descubre irregularidades se personarán como acusación particular en la causa.

Denuncia e imputados
Mientras, continuarán con la denuncia pública para conocer si el entonces responsable municipal de Tráfico, Alumbrado y Protección Civil, Germán Molina, citado como imputado junto a los gerentes de las empresas Etralux y Cytel, pudo filtrar información para conceder "a dedo" el contrato de alumbrado.

Grabaciones comprometedoras
El denunciante, un antiguo trabajador de IMESAPI (concesionaria que llegó a explotar en la capital varios contratos como el de la limpieza de playas) ha entregado, según informa el PSOE, al Grupo III de la UDYCO de Cádiz grabaciones que demostrarían el amaño en las concesiones.

El PP en una "sinrazón permanente"
En cuanto a que un hijo del teniente de alcaldesa José Blas Fernández defienda a Germán Molina, los socialistas afirman que "por supuesto que no es ilegal pero de ahí a que sea conveniente..." y demuestra que el PP "está en una sinrazón permanente".