El encuentro de este miércoles de las delegaciones del PP y Ciudadanos se ha convertido en la estrella de la ‘rentrée’ política andaluza. El PP intentará que lo hablado entre ambas formaciones tenga un reflejo directo en los Presupuestos de 2107, mientras que el PSOE alerta de que los populares pretenden “mellar la estabilidad” forjada con el partido naranja. Para el PP cualquier modalidad, aun la más modesta, de pinza presupuestaria sería un importante éxito político. La secretaria general del PP-A, Dolores López, lo tiene claro: "La reunión obviamente debe tener un reflejo presupuestario ya que los presupuestos son la herramienta más importante para mejorar esta comunidad y, por tanto, consideramos que tiene un amplio margen de mejora. López no desveló cuáles serán las propuestas que hagan a Ciudadanos, pero cabe suponer que al menos algunas de ellas sean fácilmente asequibles para el partido naranja. El PP irá a la reunión con toda su artillería orgánica e institucional: el presidente, Juanma Moreno; la secretaria general del partido, Dolores López; el portavoz del PP-A en Andalucía, Elías Bendodo; la portavoz del grupo parlamentario, Carmen Crespo; y la secretaria del grupo parlamentario popular, Macarena O'Neill. La nómina de representantes deja bien claro lo en serio que el PP se toma esta negociación. Se desconoce cuál será la representación de Ciudadanos. Mientras tanto, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha confiado en que el PP-A no pretenda "mellar en la estabilidad que tenemos en Andalucía producto del acuerdo con la formación naranja". Cornejo ha elogiado, no obstante, la lealtad de C’s: "Todo lo que hemos acordado se ha cumplido, es un partido de fiar, cumplidor, no puedo poner ni un pero hasta ahora".