Lo que en enero pasado era "una burla" de los andaluces y una sucia jugada para "amparar y proteger" la corrupción, ocho meses después es perfectamente legítimo. Esta vez, la doble vara de medir de la que tantas veces ha sido acusado el Partido Popular por sus oponentes políticos se ha hecho ostentosamente evidente: la formación conservadora, que criticó con dureza la inclusión en la Diputación Permanente del Parlamento andaluz por parte del PSOE de tres exconsejeros imputados en los ERE, ha hecho ahora lo mismo con su senadora y exalcaldesa de Jerez María José García Pelayo, implicada en la rama jerezana de la trama Gürtel. La exalcaldesa ha sido nombrada miembro suplente de la Diputación Permanente, lo que hará que no pierda la condición de aforada tras la disolución de las Cortes Generales, en unas semanas, sino que la mantendrá hasta la constitución de las próximas, en la nueva legislatura. El mantenimiento de esa condición permitirá que la investigación por las supuestas irregularidades en la contratación del stand de Fitur de 2004 a la trama Gürtel continúe en el Tribunal Supremo en caso de que éste abriera la causa y que no volviera, en cuanto se disolviera el Senado, a la Audiencia Nacional, órgano que inició la investigación. En el caso de los exconsejeros socialistas su inclusión en la Diputación Permanente les permitió igualmente conservar de forma provisional su aforamiento ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. No obstante, lo perdieron de forma definitiva al no ir las listas electorales de las últimas autonómicas. De hecho, esta semana la Fiscalía ha solicitado a la juez instructora de los ERE que los cite a declarar. En cuanto a García-Pelayo, cabe recordar que este martes se hizo público que el fiscal del Tribunal Supremo ha pedido a este tribunal que asuma la causa contra la exalcaldesa por una presunta prevaricación continuada en las adjudicaciones a la trama Gürtel para la participación del Ayuntamiento en la feria de turismo. García-Pelayo fue nombrada miembro de la Diputación Permanente el 9 de septiembre, en sustitución del 'popular' cántabro Gonzalo Piñeiro, que fue dado de baja del órgano del día 8. Cuando en las próximas semanas las Cortes se disuelvan con motivo de la convocatoria de las elecciones generales que se celebrarán en diciembre, solo seguirán funcionando a través de sus respectivas diputaciones permanentes, cuyos miembros son los únicos que conservan la condición de diputados o senadores y, por ello, el aforamiento. La información la han adelantado este miércoles los diarios del Grupo Joly. MUCHO RUIDO ANTES Y DEMASIADO SILENCIO AHORA El senador del PSOE y secretario de Política Municipal del PSOE de Cádiz, Francisco Menacho, ha criticado este miércoles la actitud del PP con la senadora y exalcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, a la que ha nombrado miembro suplente de la Diputación Permanente del Supremo y, con ello, alargado su aforamiento hasta que se constituyan las nuevas Cortes Generales, y ha afeado que los 'populares' protejan este tipo de situaciones pero "hagan mucho ruido cuando les toca a otros". "Se pone de manifiesto una doble vara de medir en el PP", ha expuesto en declaraciones a Europa Press el socialista, para quien el PP y García-Pelayo tendrán que explicar los "favores de la exalcaldesa con Gürtel", en relación a la investigación por una presunta prevaricación continuada en las adjudicaciones del Ayuntamiento de Jerez a la trama para el stand con el que participó en 2004 en la Feria Internacional de Turismo, Fitur. Menacho ha considerado que la exregidora jerezana es "un eslabón de la cadena de corrupción" y ha criticado que, "mientras que todo el mundo pide transparencia", en el PP "se protegen unos a otros" y hacen mucho "ruido cuando afecta a otros". Además, sobre la continuidad de la causa contra la senadora, Menacho ha dicho que por la información que tiene de sus compañeros de Jerez y de las partes personadas, "hay suficientes indicios como para prever una situación irregular con documentación hecha a posteriori del evento" y ha llamado a ver qué "dice la Justicia en su momento". "BURLARSE DE LOS ANDALUCES" Tras convocarse las últimas elecciones autonómicas, el Parlamento aprobaba, en medio de la polémica, incorporar a la Diputación Permanente a Carmen Martínez Aguayo, Antonio Ávila y Francisco Vallejo, lo que provocó duras críticas de PP-A e IULV-CA, que se mostraron en contra de utilizar esta fórmula para que siguieran siendo aforados tras el adelanto electoral anunciado por la presidenta de la Junta, Susana Díaz. El cuarto diputado 'preimputado' en el caso de los ERE, Manuel Recio, formaba ya parte de la Diputación Permanente. Tras la votación, el presidente del Partido Popular andaluz, Juan Manuel Moreno, acusaba a Susana Díaz, de "amparar y proteger" la corrupción con "jugadas" como esta de blindar a exconsejeros "señalados" en los ERE. Este lunes, dijo Morneo, "hemos sido hoy testigos de una actuación absolutamente lamentable de la señora Díaz y del PSOE-A en la que hemos visto cómo se ha hecho una treta en el Parlamento y una jugada, sin duda alguna, para burlarse y reírse del conjunto de los andaluces". "¿Por qué ese cambio en la Diputación Permanente y por qué de manera tan descarada, protege y ampara a consejeros que están señalados por la jueza Alaya en el caso de los ERE?", se ha preguntado.