“Hemos podido vivir una situación dramática por culpa del Ayuntamiento, sin recogida de basuras en las calles, ya que el Ayuntamiento no ha pagado indiscriminadamente a estas dos empresas. Las cuales, al menos, nunca fueron a la huelga y cumplieron con sus compromisos”, ha criticado el portavoz socialista, Javier García León.

No se imputaron en los mismos
Cuatro días antes de aprobarse los presupuestos para el año 2012 el pasado 20 de diciembre, la deuda estaba cuantificada en 11.313.423 € más 1.880.874 € de intereses, lo que hace un total de 13.194.298 €, sin embargo no se imputaron en los mismos. “Esto deja en clara evidencia la ocultación presupuestaria que realizan, lo vimos con la desviación de dinero a FTV o con la ocultación de otras deudas tal y como sugiere los informes de intervención para la estabilidad presupuestaria”, explica García León

Oña "deja de pagar a los proveedores"
Según el PSOE, esto es “una prueba más de la lamentable política económica del gobierno local de Esperanza Oña, que deja de pagar a los proveedores, mete las facturas en los más profundo de los cajones y empobrece más y más la ciudad con los intereses de demora que conllevan los impagos”, explica el concejal.

"Entre rejas"
Para el portavoz socialista, “si se aplicase la doctrina Montoro, algún responsable del Ayuntamiento de Fuengirola podría acabar entre rejas, y es que el endeudamiento oculto y las facturas en los cajones del gobierno del PP en la ciudad nos preocupa enormemente”.

Alto endeudamiento oculto
Todo estos datos han sido avalados por la propia intervención quien en los informes de estabilidad ya advirtió de el alto endeudamiento oculto que generaba el Ayuntamiento de Fuengirola. De hecho, para poder crear estabilidad presupuestaria tuvieron que dejar fuera la deudas, tal y como también se sugiere en dichos informes.

"Dónde ha ido a parar esta partida"
García León llega a cuestionarse la gestión durante los últimos años, ya que “si durante los años de bonanza económica no se pagaba la recogida de basuras ni la limpieza de grandes instalaciones municipales, donde ha ido a parar esa partida presupuestaría, donde han ido los millones y millones de convenios autorizados por el Ayuntamiento y que han agotado nuestro suelo”.