El Partido Popular mete presión a Podemos para que no facilite la investidura de Susana Díaz, aunque las condiciones impuesta por la formación que lidera Teresa Rodríguez no auguran unas negociaciones fáciles con los socialistas. El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha ironizado sobre la estrategia de Podemos en las negociaciones para la investidura de la candidata del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, afirmando que "antes había que echar a la casta y ahora hay que pactar con la casta". Por su parte, la secretaria general del PP-A, Dolores López, ha advertido de que "Podemos busca acercarse al PSOE-A y el PSOE-A, a Podemos" no solo de cara a lo que podría ser un puntual acuerdo para facilitar la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, sino que podría ampliarse a lo largo de la X legislatura, llegando a convertirse esta formación en apoyo de los socialistas que no cuentan con mayoría suficiente para sacar adelante sus iniciativas. En una entrevista con Europa Press, López recordaba que la formación que dirige Pablo Iglesias a nivel nacional ha hablado primero de condiciones para apoyar la investidura de Díaz, entre ellas que los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán abandonen sus actas, para más tarde "solo hablar de propuestas". "Primero dicen blanco y luego negro", ha añadido la dirigente 'popular'. Mientras tanto, el PSOE-A ha defendido que la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta en la X legislatura "en la primera votación" sería una "buena señal" para la ciudadanía y ha descartado un escenario de nuevas elecciones autonómicas, porque confía en que el resto de partidos va a estar a "la altura de las circunstancias, actuará con responsabilidad e interpretará con honestidad" el resultado de las elecciones autonómicas del 22 de marzo. Así lo manifestó a Europa Press, el diputado electo del PSOE por Huelva y portavoz parlamentario, Mario Jiménez. Aun así, en privado los socialistas admiten que será muy difícil que Díaz obtenga la investidura en la primera votación. Los populares no han desvelado si en algún momento harán uso de la abstención para facilitar la investidura de Díaz. Por ahora prefieren que se visualicen con toda claridad y crudeza las dificultades de la presidenta andaluza para renovar su cargo, haciéndole así 'pagar' un adelanto electoral que no van a perdonarle fácilmente. "Aquí hay flagrantes contradicciones en todo lo que es Podemos y el PSOE", ha asegurado Bermúdez de Castro, refiriéndose al nivel de exigencia de la candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez, que habló de "condiciones imprescindibles" para permitir la investidura mientras que una portavoz de la Ejecutiva nacional lo rebajó a "propuestas". En una entrevista en 13 TV recogida por Europa Press, el 'popular' reconocía que el PP no ha conseguido los resultados que esperaban en los comicios andaluces, pero ha asegurado que ya están trabajando de cara a mejorar los resultados en las citas electorales de 2015. También se ha referido a las críticas del PSOE a su legislatura y ha dicho que "lo fácil es gastar y dejar facturas a deber y lo difícil es ahorrar y pagarlas". De hecho, ha remarcado que era imposible "hablar de prestaciones sociales, políticas y de solidaridad, sin sacar a España del agujero negro" en el que "otros" les dejaron.