El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), ha defendido este lunes que, siguiendo motivos de "seguridad" y por los incidentes del último Pleno, la medida adoptada por el gobierno municipal para garantizar el cumplimiento del propio reglamento de funcionamiento del Pleno de la Corporación local supone que solo podrán asistir como público al Pleno, a partir del que se celebra este martes, aquellos ciudadanos que sean identificados y acreditados previamente por la Policía Local.

Que no se repita la situación
En declaraciones a los periodistas, Nieto ha explicado que lo que se pretende es evitar que se repitan situaciones como la vivida en el Pleno del pasado 30 de marzo, cuando los gritos e insultos dirigidos contra el gobierno municipal del PP obligaron a suspender en varias ocasiones el desarrollo del Pleno.

Buscaban el desalojo por la fuerza del salón de plenos
A este respecto, Nieto ha argumentado que lo que buscaban los asistentes a aquel Pleno eran que se ordenara el desalojo por la fuerza del salón de plenos, lo cual el alcalde ha dicho que piensa ordenar en el presente mandato, de ahí que se tome esta nueva medida, después de que el pasado 30 de marzo hubo "un grupo de personas que se negaron sistemáticamente a respetar las normas más básicas de cortesía o de respeto a la libertad de expresión".

"No respetaron la reglamentación interna"
Tampoco respetaron, según ha recordado el alcalde, "la reglamentación interna del Pleno, que es la todos, que es la que aprobó el anterior equipo de gobierno (IU-PSOE), no éste (PP)", buscando, "sin ninguna duda, que hubiera una actuación policial", pero, "desde luego, mientras que yo sea alcalde, no se va a producir".

Incumplimiento de las normas más básicas
A este respecto, Nieto ha dicho que le "sorprende que haya partidos políticos que alienten el incumplimiento de las normativas más básicas, el incumplimiento del respeto a la soberanía popular y a la libertad de expresión, y que lo hagan de una forma tan flagrante y tan lamentable como se vio en el Pleno y como se observó en los días posteriores".

Un espacio sagrado de la democracia
En este sentido, el alcalde ha aclarado que con la medida que se aplica desde este martes "no hay ninguna limitación a nada, sino la ordenación de un espacio, que debería ser, y así lo hemos entendido y ha sido históricamente, un espacio sagrado de la democracia, que es el salón de plenos del Ayuntamiento de Córdoba".

Las personas que estén allí tengan sus derechos garantizados
Pero, "dado que hay quien no lo entiende así, lo que vamos a intentar es que se aproveche de la mejor forma posible y que las personas que estén allí tengan sus derechos garantizados, no solo los que quieren ir y gritar, de esa forma tan incívica, sino también los que quieren ir y escuchar el Pleno y sacar sus conclusiones de una manera civilizada y democrática, que son quienes merecen la protección de la Administración y no los contrarios", según ha subrayado.

"Garantizar el cumplimiento del reglamento"
En consecuencia, el Ayuntamiento de Córdoba ha adoptado la citada medida, según anunció en su momento, "para garantizar el cumplimiento del reglamento orgánico de Pleno, a raíz de los disturbios que se produjeron en la última sesión celebrada el día 30 de marzo", y en virtud de informes elaborados por el servicio de protección de la Policía Local.

Aplicará medidas de seguridad
De esta forma, desde este martes, el Ayuntamiento aplicará "medidas de control de acceso y seguridad que permitan el desarrollo correcto de las sesiones plenarias y garanticen la seguridad de los asistentes, tanto del público, como de los representantes de la Corporación Municipal, y ello mediante "controles de acceso que son idénticos a los que se vienen adoptando en otras instituciones públicas y edificios administrativos, como el Parlamento de Andalucía o el Congreso de los Diputados".

Zonas específicas para el público
En virtud de estas medidas, se habilitarán zonas específicas para el público que desee asistir, así como para el personal municipal y, finalmente, una zona para los medios de comunicación que acudan a desarrollar su labor informativa. El único requisito para acceder al Pleno será la identificación previa hasta completar el aforo que existe en el salón de Plenos.

Aforo máximo para cada espacio
Esta decisión transmitida el pasado jueves en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento, pretende, además, "dar cumplimiento al Plan de Autoprotección del Edificio de Capitulares, sede del Ayuntamiento, que establece aforos máximos para cada espacio".