El PP andaluz ha exigido este viernes que el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, comparezca en el Parlamento andaluz para ofrecer "explicaciones serias" sobre el "bochorno" que ha supuesto el incidente en la retransmisión de las campanadas de Canal Sur Televisión, un hecho "vergonzante y muy grave" que contribuye al "deterioro" de la imagen de Andalucía. Así lo ha indicado en rueda de prensa el portavoz de Economía del PP en el Parlamento andaluz, Rafael Carmona, quien también ha anunciado que su formación ha solicitado la reunión de un consejo de administración extraordinario de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) en el que se explique "a fondo" a qué se debió el fallo. El dirigente 'popular', que cree "poco convincentes" las explicaciones dadas hasta el momento por el ente público y en las que se alude a un error humano de tres personas, ha criticado que nadie haya "dado la cara" ante el "medio millón de andaluces" que seguían la retransmisión de las campanadas por Canal Sur y que no pudieron tomarse las uvas. "Jiménez Barrios, que es el responsable de la televisión andaluza no ha dicho ni una palabra", ha añadido. En su opinión, lo que sucedió en la noche del 31 de diciembre en Canal Sur Televisión es la "metáfora perfecta" de lo que le ocurre al Gobierno de Susana Díaz, "que pincha en los momentos clave". "Sabemos que puede haber sido un error, pero aquellos que son los primeros en sacar pecho en otras cuestiones deben ahora explicar qué sucedió y la presidenta tendrá algo que decir", ha añadido. Así, ha insistido en que "más allá" del cese o la dimisión que se ha producido del director de Emisiones y Continuidad de Canal Sur Televisión, José Luis Pereñiguez, "algún político" tendrá que dar explicaciones. "Susana Díaz tendrá algo que decir sobre la imagen bochornosa que dio Andalucía y Jiménez Barrios, además de criticar a otros gobiernos, debe explicar qué ocurrió", ha concluido. VÁZQUEZ DEFIENDE LA GESTIÓN DEL INCIDENTE Por su parte, el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha considerado "impecable y contundente" la respuesta que ha ofrecido Canal Sur Televisión ante el "error humano" en la retransmisión de las campanadas, al tiempo que ha criticado a quienes han querido aprovechar "este resbalón" para intentar hacer "leña del árbol caído". En la última entrada de su blog personal, titulado 'Campanada y aprovechados' y consultado por Europa Press, Vázquez ha lamentado que la cadena pública se haya convertido "por desgracia" en protagonista del comienzo de 2015, siendo esta "pifia" el centro de los comentarios en los medios de comunicación, en las redes sociales y en las tertulias privadas durante las últimas horas. "Una circunstancia lógica ante un patinazo de esta envergadura", ha señalado Vázquez, quien considera que la reacción de la cadena ha sido "diligente", empezando con la petición de disculpas a los miles de andaluces que no se pudieron comer las tradicionales doce uvas por la interrupción de la señal desde Almería con dos anuncios publicitarios. En su opinión, Canal Sur Televisión ha ofrecido explicaciones a su audiencia, "los informativos contaron el episodio sin restarle gravedad, con honestidad y profesionalidad", y al resto de opinión pública con la apertura de una investigación interna para aclarar lo sucedido, "aunque en principio, todo apunta a una negligencia", y asunción de responsabilidades, con la dimisión del responsable de Emisiones y Continuidad. Vázquez ha criticado que, sin embargo, otros hayan querido aprovechar este "resbalón" para intentar "hacer leña del árbol caído". "El error humano en la retransmisión de las campanadas no puede ser la coartada para cuestionar la existencia de la cadena pública ni para sacar de nuevo a relucir los manidos tópicos sobre los andaluces", ha agregado. Junto a ello, ha destacado que aunque el PP-A "no se ha sumado directamente al pelotón de fusilamiento de Canal Sur, sí ha participado del festín transmitiendo informaciones críticas a través de su cuenta de Twitter". "Otros se han despachado a gusto en las redes sociales criticando la falta de formación o recurriendo a los estereotipos de los andaluces indolentes y adictos al jolgorio, posiciones mezquinas las de unos y las de otros", ha considerado el portavoz del Gobierno andaluz.