Si la decisión de abstenerse fue más que discutible, los argumentos para justificarla lo son todavía más. Sigue coleando la decisión del PP de no apoyar, el pasado sábado, la moción municipal retirarle a Franco la Medalla de Úbeda, otorgada en 1965. En un comunicado, el secretario provincial de Memoria Histórica del PSOE de Jaén, Daniel Campos, consideraba "una aberración" que en pleno año 2015 el PP "todavía sea incapaz de despojarse de los restos del franquismo". El PSOE criticó especialmente que uno de los motivos que alegó el PP fue "aún más desvergonzado" que la propia abstención, ya que su portavoz dijo que "la medalla no se concedió como exaltación de la dictadura", sino porque en 1965 "había prosperidad y se avanzaba en España". Campos indicaba que "desde luego en 1965 a algunos les iba muy bien con el régimen de Franco, no así a la inmensa mayoría de ciudadanos que tuvieron que sufrir la miseria y el yugo dictatorial durante casi 40 años", al mismo tiempo que añadía que "ese argumento 'sonrojante' de la prosperidad revela la catadura moral del PP de Úbeda". En esta misma línea, el responsable socialista consideraba "incomprensible" que los concejales del PP "no se pronunciaran con claridad", al mismo tiempo que les ha animado a "ser más valientes y consecuentes" con sus decisiones políticas. "Si querían mantener la medalla a Franco, que hubieran votado en contra; y si querían retirarla, pero no se atrevían a manifestarlo, les aconsejaré que en política hay que ser menos cobardes. El PP intentó no mojarse con su abstención y al final va a acabar empapado", dijo Campos. En opinión del PSOE jiennense posiciones como ésta son "una ofensa para tantas personas que sufrieron las represalias y la crudeza del régimen en sus propias carnes o en las de sus familiares".