Susana Díaz parece el objetivo táctico inmediato del Partido Popular para erosionar a Pedro Sánchez y de paso ahondar la división en las filas socialistas. A ella se dirigen las reflexiones del PP en relación a la investidura. El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha desvelado este jueves que muchos dirigentes socialistas les han transmitido su preocupación por la decisión de Pedro Sánchez de realizar un posible pacto con Podemos y lograr la investidura con los votos o la abstención de los partidos independentistas. "Igual que a ustedes en privado les dicen muchos dirigentes socialistas su preocupación, también nos la dicen a nosotros", ha comentado a los periodistas durante su visita a la Feria Internacional de Turismo (Fitur). Por ello, ha animado a esas personas a hacer pública su opinión, especialmente a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. "Yo pensaba que tenía más cuajo político, más valentía", ha dicho de ella. "¿Y qué opina Susana Díaz en privado?", se le ha preguntado a Maíllo. "Lo que usted está pensando en estos momentos", ha respondido con una sonrisa. El vicesecretario de Organización de los populares ha asegurado que contactos entre PP y PSOE "se producen todos los días, aunque infantilmente Pedro Sánchez los niegue", como la cena este miércoles entre los respectivos portavoces en el Congreso, Rafael y Antonio Hernando. En el mismo sentido, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha reprochado este jueves a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que no esté haciendo "nada" para impedir un pacto del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con los "radicales e independentistas". En declaraciones a Canal Sur Radio recogidas por Europa Press, Moreno ha manifestado que a Sánchez le han mandado un mensaje claro en su partido, "o eres presidente del Gobierno o vas a la calle, con lo que está en un callejón sin salida y por eso se agarra a un clavo ardiendo, ante un silencio cómplice de los barones socialistas". Ha indicado que le sorprende mucho la actitud de Susana Díaz, "que amaga y no da, y está todo el día diciendo que no va a permitir un pacto con radicales e independentistas, pero hasta ahora no ha hecho nada". "Mucha palabra, pero nada de acción concreta", ha señalado. DISCURSO PARA CONVENCER No obstante, Maíllo ha explicado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, está dedicado estos días a preparar su discurso de investidura ante el Congreso y en "convencer" con él a PSOE y Ciudadanos de que deben formar juntos una "gran" coalición, y no ha querido elucubrar sobre si Felipe VI llamará antes o no al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, para que lo intente. "Es una prerrogativa del Rey". El dirigente 'popular' ha negado que Rajoy esté desaparecido y no se dedique a tender puentes con otros partidos para asegurarse la investidura. Está centrado en prepara ese debate y en lanzar en él una "oferta" a los dos partidos con los que quiere formar gobierno, el PSOE y Ciudadanos, y con los que el PP insiste en que puede llegar a muy diversos acuerdos. "Lo que ocurre es que hay una persona que dice no al diálogo. Pretende un gobierno inviable, que no cree en España, que pondría en peligro la recuperación económica, porque pactaría con partidos de extrema izquierda e independentistas", ha dicho. Y si esas formaciones le darían su apoyo a Pedro Sánchez, ha añadido Martínez Maíllo, es porque un gobierno socialista "es mucho más débil en la defensa de la unidad de España" que otro formado por PSOE, Ciudadanos y PP.