"Iremos donde tengamos que ir y pondremos las querellas que tengamos que poner". Con esta amenaza explícita afronta el PP andaluz las nuevas revelaciones sobre su presunta implicación en la trama Gürtel y que su vez son una confirmación de las conclusiones de la investigación policial ordenada por la justicia en 2011. La secretaria general del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha defendido este lunes que los populares están "absolutamente tranquilos" ante el informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria que, según el diario digital El Confidencial, conectaría al exsecretario general del PP sevillano Eloy Carmona y al diputado nacional Ricardo Tarno con presuntos pagos en negro relacionados con las campañas electorales del partido. En rueda de prensa, Virginia Pérez mostraba la "absoluta tranquilidad" de los populares ante el mencionado informe. Además, lanzaba una "seria advertencia" a quienes "hagan juicios de valor, interpretaciones o acusaciones falsas" sobre este asunto, porque los populares no piensan "consentir" acusaciones "falsas". Pérez no precisó si las acciones judiciales podían dirigirse a la Administración tributaria ya que de ella proviene la información que vuelve a vincular a los populares andaluces con la Gürtel. VIEJOS CONOCIDOS DE LA JUSTICIA Un informe, fechado el 21 de septiembre de 2015, de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria desvela, según adelanta este lunes El Confidencial, que “una empresa tapadera de Francisco Correa, que compartía con Luis Bárcenas (extesorero del partido), Jesús Sepúlveda (exsenador y exalcalde de Pozuelo de Alarcón) y Jesús Merino (que fue consejero y vicepresidente de la Junta de Castilla y León, diputado y senador), emitió facturas falsas y cobró en dinero negro del PP andaluz”. La empresa señalada por el fisco es Rialgreen, que según el sumario del caso "tenía como actividad económica principal la gestión de la organización de las campañas electorales del PP". Según la noticia firmada por David Fernández, el informe de la ONIF analiza definitivamente las deudas fiscales de las "empresas de eventos de la trama entre los años 2003 y 2007 y desvela una facturación irregular de sociedades de la trama con el PP andaluz, incluyendo los nombres de Eloy Carmona, exsecretario general del PP de Sevilla, y Ricardo Tarno, actual diputado en el Congreso y expresidente del PP de Sevilla". Ya en diciembre de 2013 el entonces vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, pedía explicaciones al PP-A por las presuntas facturas por gastos electorales modificadas por parte de empresas de la llamada trama Gürtel, según una información publicada por la edición nacional del diario El Mundo en la que se apuntaba a que el PP-A solicitó a la empresa Rialgreen que "rehiciera" el contenido de unas facturas. 'TARNO: 36.697 EUROS + IVA' Las sospechas de implicación del PP sevillano en la trama Gürtel no son nuevas. En abril de 2011, el diario Público revelaba que el nombre de Ricardo Tarno, entonces número tres del PP andaluz y azote de Manuel Chaves en el caso de los ERE, aparecía en la agenda de Pablo Crespo, lugarteniente del jefe de la trama Gürtel, Francisco Correa. Según la información firmada por Raúl Bocanegra, Crespo anotó en su cuaderno, incorporado al sumario judicial abierto en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el nombre del diputado Tarno y a continuación esto: "36.697 euros + IVA". El apunte está recogido bajo el epígrafe "temas pendientes" y fue hecho en septiembre de 2005. Entonces, Tarno era presidente del PP de Sevilla. A preguntas del periódico, Tarno se mostró en aquel momento "asombrado" y no fue capaz de explicar las razones por las que su nombre había acabado en el cuaderno de Crespo, aunque sí negó con rotundidad haber adquirido una deuda con el lugarteniente de Correa o que este pudiera tener una con él. Tarno solo admitió haber mantenido un encuentro con Crespo de "un minuto y medio" antes de la campaña electoral de 2004, en el que el hombre de confianza de Correa le ofreció la preparación de mítines. 160.000 EUROS DE BENEFICIOS POR UNA CAMPAÑA En todo caso, Rialgreen no justificó ante la Cámara de Cuentas de Andalucía sus servicios al PP de esta comunidad durante la campaña de las elecciones autonómicas de 2004, cuando la candidata conservadora fue Teófila Martínez. La compañía facturó al PP andaluz 520.491 euros y se habría repartido unos dividendos de 159.603 euros por esa campaña, según reflejaba el documento elaborado por los responsables de la empresa denominado 'Distribución beneficio Rialgreen' e incorporado a un informe policial de la brigada de blanqueo de capitales incluido en el sumario del caso. El número tres del PP andaluz explicó entonces a Público que en aquella campaña su partido contrató a la multinacional McCann, que posteriormente hizo una UTE con "estos señores" de Rialgreen. Sin embargo, el informe policial incorporado al sumario detallaba cómo se produjo realmente aquella contratación. Fue el entonces gerente del PP nacional, Luis Bárcenas, quien dirigió el proceso de contratación que en verdad fue al revés de como dijo Tarno: se contrató a Rialgreen y, posteriormente, esta subcontrató a la multinacional McCann. "Los fondos públicos recibidos para la financiación electoral y que se destinan a pagar actos electorales revierten a los responsables políticos del PP encargados del control de los ingresos y gastos, distrayendo estos recursos de forma indirecta para su lucro personal", decía el informe policial. La Policía pensaba que Bárcenas, Jesús Merino, Jesús Sepúlveda y Gerardo Galeote recibieron presuntamente los pagos. Tarno negó al periodista de Público tener relación con dichos exdirigentes. EL PSOE QUIERE EXPLICACIONES "Cada vez hay más datos que impulsan a pedir una comisión de investigación en el Parlamento autonómico sobre las ramificaciones en Andalucía de la trama Gürtel". Así lo consideró ayer el secretario de organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo. Igualmente, para la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, lo ocurrido es lo bastante grave como para que el PP sevillano dé "explicaciones" de manera inmediata. En rueda de prensa, Verónica Pérez avisa de que el mencionado informe afectaría "de lleno a dos pesos pesados" del PP sevillano, a cuenta del papel de Eloy Carmona como anterior secretario general del PP de Sevilla y exportavoz en la Diputación provincial y el rol de Tarno como otrora presidente provincial del partido y actual diputado nacional. También sostiene la dirigente sevillana que el informe induce a pensar en una supuesta "trama de financiación ilegal del PP en Sevilla, por lo que reclama a los responsables del partido que "den la cara y expliquen qué es lo que ha pasado en su partido".