El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla y exprimer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, se ha mostrado "absolutamente tranquilo" después de conocerse que la Fiscalía de Sevilla ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla su imputación en las diligencias incoadas por las supuestas irregularidades en torno a la gestión de la extinta Fundación para la Formación, Innovación y Cooperación, conocida como la 'Fundación DeSevilla', perteneciente al Consistorio hispalense, según informa Europa Press.

Quiere ser "prudente"
A preguntas de los periodistas, momentos antes de participar en la presentación del Plan Andaluz de la Bicicleta con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, Torrijos ha asegurado que durante su etapa en el Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla, en coalición con el PSOE, se hizo una "gestión adecuada", aunque ha reconocido que, "posiblemente, pudimos cometer errores aquí, allá o acullá". "Pero, en ningún caso, eso motiva una intranquilidad de conciencia sobre la honorabilidad de los actos que llevamos a efecto estando en el Gobierno de la ciudad de Sevilla", ha señalado el dirigente de izquierdas, quien ha dicho que quiere ser "prudente" ante la decisión de la Fiscalía y no hacer declaraciones al respecto hasta que se le comunique formalmente.

No tiene "la más mínima noticia"
Y es que, según ha indicado, no tiene "la más mínima noticia" al respecto, ni le ha llegado ningún documento sobre la petición de la Fiscalía, habiéndose enterado por los medios de comunicación. "No se me ha remitido nada aunque parezca sorprendente", ha señalado el portavoz de IU en el Ayuntamiento, añadiendo que no quiere interferir en procesos que puedan estar 'sub judice'. En esta línea, el portavoz de IU en el Ayuntamiento hispalense ha insistido en que "hasta que no vea un papel en que se me diga de qué va el asunto, en el que no estoy personado, no voy a hacer ninguna declaración por un sentido estricto de prudencia".