El Partido Comunista de Andalucía propone un Frente Popular de convergencia de izquierdas a formaciones políticas y organizaciones sociales de cara a las elecciones municipales y generales. En Córdoba, el secretario general del Partido Comunista de Andalucía, José Manuel Mariscal, ha dicho que pretenden una revolución democrática y combatir el bipartidismo desde la política y desde la calle con una nueva Constitución, la nacionalización de sectores estratégicos y un plan económico de rescate de los ciudadanos. Mariscal asegura que que aún no ha habido contactos oficiales con Podemos y que buscan la fórmula para que ninguna fuerza política, como Izquierda Unida, pierda su identidad.

Proceso constituyente
Por su parte el coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, ha dicho hoy que su formación aspira para las próximas elecciones municipales a "unir a todas las fuerzas políticas con voluntad de alcanzar un proceso constituyente, que implica hacer un nuevo proyecto de país con una nueva base social y económica".

Convergencia de fuerzas
Maíllo ha insistido en la propuesta de convergencia que plantea su formación que tiene "una voluntad clara de hacer un frente fuerte que suponga un aldabonazo e instrumento que cambie la correlación de fuerzas políticas, la realidad política de este país" y ello "desde una profunda convicción ideológica y desde una seriedad en el instrumento político para hacerlo".

Ya hay contacto con formaciones
En este sentido, ha indicado que ya han mantenido contactos con formaciones políticas y con otros colectivos y asociaciones, en lo que entiende "una apertura de diálogo con mucha audacia" y del que ha dicho que tendrá repercusión en un proceso de convergencia que irá más allá del alcanzado para las elecciones europeas.

Objetivo, echar a la derecha de los ayuntamientos
l coordinador regional ha explicado que IU ha lanzado una "convocatoria a la convergencia, a la unión" para derrotar a las políticas de derecha, de recortes y para crear una esperanza de cambio real en las municipales. Unas elecciones que considera que serán "las más políticas y con más trascendencia en sus resultados desde las celebradas en 1979, ya que de lograrse un gran no al PP y a sus gobiernos municipales determinará y avanzará en un gran cambio y adelanto de las elecciones generales y a eso vamos a aspirar, a construir esa alternativa con esa convocatoria que hacemos para la unión de toda aquella gente que quiere construir espacios nuevos de política".

Ha dicho de IU que es una organización que siempre ha planteado una dura crítica al modelo económico que ha llevado a la ruina y tiene autoridad moral para plantear esa construcción de una alternativa real que vincule a la gente y que se una a un proyecto nuevo de ciudades y de pueblos.

Más izquierda
Maíllo ha destacado que IU lleva 28 años haciendo convergencia y "vamos a hacer más porque la que ha habido no ha sido suficiente" y ha indicado que no sabe en qué acabará la propuesta lanzada por su formación pero sí que "hay mucha gente en la comunidad autónoma que quiere más izquierda y más unidad". Asimismo, ha indicado que desde su formación se busca "lograr un proyecto nítidamente de izquierdas y apelamos a la unidad desde lo concreto y programático y desde el punto de vista concreto ya se verá, el ejemplo de la Izquierda Plural es un buen ejemplo de que IU se ha incorporado a una realidad plural nueva" y de que, por lo tanto, podría volver a hacerlo.